El multiespacio de cultura y ocio del futuro

Un nuevo tipo de multiespacio cultural y de ocio combina una sala de proyección, una librería y un café, y su interior se asemeja a un gigantesco caleidoscopio donde el visitante disfruta de unas vistas maravillosas desde cualquier ángulo de observación. Una creación que permite avizorar como serán los centros del futuro pospandémico.

Se trata de un multiespacio público donde el visitante puede disfrutar de una película arropado por miles de libros, algunos de los cuales puede leer antes o después del filme, para finalmente comentar sus experiencias fílmicas y literarias con sus acompañantes en el café, que aporta un tercer entorno social y cultural al complejo.

Todo ello gracias a una arquitectura y diseño de su interior futuristas y tan innovadores como impactantes, y a la incorporación de un amplio espacio dedicado a la literatura y la lectura. 

Este recinto está situado en el Centro IF de la ciudad de Taiyuán (capital de la provincia de Shanxi, en China) y en él comparten espacio la cadena de cines FAB Cinema y la librería Zhongshuge Bookstore. Lo proyectó el estudio de arquitectura X+LIVING (www.xl-muse.com/html/en/) de Shanghái, que suele conferir una estética surrealista a sus proyectos.

La sala Taiyuán FAB Cinema se inscribe dentro de la tendencia del “cross-branding” (cruce de marcas) que consiste en el esfuerzo conjunto de dos compañías  que se unen en una iniciativa puntual,  formando una unidad de venta para ofrecer  bienes o servicios en un solo paquete que brinda nuevos atractivos, valor añadido o ahorros al consumidor. 

“Este complejo cine-librería de 4,600 metros cuadrados se ha inaugurado recientemente e integra los aspectos culturales de ambas compañías de forma orgánica y maximiza sus características sociales, buscando brindar a los clientes una experiencia nueva y fresca en la era pospandemia”, informó a Efe, Steve Liu, asistente de marca de X+LIVING.

Señaló que, después de un largo período de cierre comercial y de la reducción de las audiencias debido a las limitaciones en los aforos a causa de la pandemia, “el funcionamiento de los cines y el desarrollo futuro de la industria cinematográfica se ha convertido en un tema candente en la sociedad”.

Sala infantil del Taiyuan FAB Cinema.

DESARROLLO DE VALORES COMERCIALES

Este proyecto  “a dos bandas” entre FAB y Zhongshuge “ofrece una experiencia cinematográfica innovadora y es una respuesta a  la necesidad de hacer un análisis profundo sobre cómo desarrollar el valor comercial de los cines y expandir sus características para adaptarse a la sociedad en rápida evolución que emerge de la pandemia”, según X+LIVING.

Destacaron que diseñar este espacio no consistió simplemente en “mezclar” las características de dos marcas, sino en integrar sus aspectos culturales en un conjunto coherente.

“Para ello se aprovecharon los sentimientos humanos inherentes a la librería, para elevar el valor del  entretenimiento de la gran pantalla, maximizando las características sociales de ambos espacios ofreciendo una experiencia diferente”, explicaron. 

“En la quinta planta del Centro IF, donde están la taquilla del cine y la sala de lectura de la librería, el contorno conciso de la pared de estanterías crea un espacio de recepción ceremonial, que también atenúa la atmósfera comercial del espacio”, señalaron desde el estudio fundado por el arquitecto chino Li Xiang.

“Los materiales interiores de madera con cubierta de metal son todos ignífugos de Nivel A, resaltando la estética y garantizando la seguridad, y crean una sensación exquisita y un entorno único para que la audiencia aproveche el tiempo antes de la película”, señalaron desde este estudio.

Pasillo con arcos del Taiyuan FAB Cinema.

ESTÉTICA QUE DESAFÍA A LA IMAGINACIÓN

“La fina textura del espacio, que se combina con el tono cálido general crea una atmósfera de acumulación cultural”, destacaron.

“En la sala de lectura, cohesionada mediante superficies espejadas, puntos de luz suave y zonas de sombra, las estanterías adoptan un diseño escalonado y crean la forma abstracta de una montaña, lo que ayuda a que este recinto integre de forma natural distintas funciones como asientos, escaleras y expositores”, afirmaron.

“Después de la película, los asistentes pueden tomar una bebida  en el café de Zhongshuge y charlar sobre la película que disfrutaron, en una fiesta exclusiva para los cinéfilos”, añadieron.

Se trata de un espacio inspirado en el montañoso paisaje local, en el que se utilizaron formas geométricas triangulares blancas para crear la apariencia de montañas y conformar “una cueva repleta de conocimientos”, aseguró el estudio de Li Xiang.

Para el área infantil, el equipo de diseñadores utilizó elementos relacionados con el mundo cinematográfico, como un proyector, una grabadora de video y una película, “creando un pequeño entorno divertido que resalta juguetonamente la temática del lugar”, afirmaron.

En el pasillo que conduce al cine desde la librería, se reorganizó en el espacio mediante una serie de arcos de diez metros de altura que generan una perspectiva con un fuerte impacto visual.

Las áreas destinadas al flujo ascendente y descendente de personas separan inteligentemente a los espectadores de los filmes de los lectores de libros, evitando que interfieran entre sí.

Steve Liu adelantó a Efe que tienen planes para diseñar en otras ciudades nuevos espacios comerciales de este tipo, “ ya que promueven la activación de un nuevo modelo de negocio para cines, la actualización del concepto “venta minorista + entretenimiento” y el renacimiento de las librerías físicas”.

Estanterías escalonadas del denominado Taiyuan FAB Cinema.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *