El país vive crisis económica histórica

Pese al panorama actual a nivel nacional, Yucatán ha mantenido su crecimiento al alza, al ocupar el primer lugar en cuanto al rescate de empleos y tercer sitio en el desarrollo económico

A raíz de la contingencia sanitaria, México registró una disminución anual de (-) 21.6% en la actividad económica durante mayo de 2020, el segundo mes de confinamiento, una cifra histórica, señaló el doctor Luis Foncerrada Pascal, director de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac Mayab y economista en jefe de la American Chamber of Commerce de México.

Indicó que la anterior situación se derivó a que la mitad de las empresas se vio obligada a suspender actividades como medida de prevención, ya que el 93.2% tuvo al menos un tipo de afectación, aunque la gran mayoría priorizó el no despedir personal por sobre la reducción de remuneraciones o prestaciones.

Asimismo, destacó que a pesar del panorama que se vive a nivel nacional, Yucatán ha mantenido su crecimiento al alza, al ocupar el primer lugar en cuanto al rescate de empleos y tercer sitio en el desarrollo económico. Es por ello que la apertura ha sido paulatina y con los protocolos y medidas sanitarias necesarias.

“La American Chamber of Commerce ha colocado a Yucatán como el estado más seguro para invertir, lo que hace más atractiva a la entidad para seguir recibiendo inversiones”, manifestó.

El entrevistado subrayó que es muy probable que la entidad crezca al 1% este año, aunque todavía no se tiene un porcentaje exacto, pero se estima que aumentará; sin embargo, dependerá de que el estado siga con la generación de empleos dignos, el apoyo al sector empresarial con créditos y la preservación de sus niveles de seguridad.

Foncerrada Pascal explicó que para crear más empleos hay que traer más inversión. Y para crear, propiciar e inducir mayor inversión se requiere generar condiciones propicias, por lo que no hay que bajar la guardia en ese tema.

Luego advirtió que la economía del país podría caer (-)19% este año, por lo que será necesario que el Gobierno Federal cree estrategias que permitan proteger los ingresos de las familias, salvar las empresas, y recuperar las actividades que se han visto afectadas, pues de lo contrario la recuperación económica será más lenta.

Sectores afectados

Entre los sectores más afectados a raíz de la crisis sanitaria se encuentran el hotelero, comercial, turístico, servicios, tiendas departamentales, construcción y, en menor medida, el de manufactura.

Por otro lado, la industria exportadora se ha ido recuperando de manera importante, sobre todo en junio, por lo que permitirá a este sector tener una mejoría, aunque aún no se tiene una cifra exacta.

El director de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac Mayab comentó que, si bien se espera un crecimiento económico para el 2021, éste será mucho menor que el de años anteriores, como resultado de esta pandemia, y será hasta el 2023 que se tenga una recuperación similar a la que se tuvo en 2018 que alcanzó 2% de crecimiento anual.

También resaltó que esta es la crisis económica más grande que ha sufrido el país, peor que la que registró en 1995, por lo que hizo un llamado a la sociedad a cumplir a cabalidad las disposiciones y medidas que ha puesto en marcha el Gobierno del Estado, así como mantener los cuidados y medidas sanitarias para que todos los sectores puedan reactivarse en breve y se pueda recuperar la economía nacional.

Pérdida de empleos

Por otro lado, Foncerrada Pascal informó que entre abril y mayo se perdió un millón 30 mil empleos a causa del COVID-19 a nivel nacional, una cifra que incrementará en los últimos dos meses, pues muchas empresas formales han cerrado de manera definitiva.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al cierre de mayo revelan, en buena medida, el tamaño del impacto de la pandemia en la desaparición de negocios, incluyendo al sector informal.

Según su Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) 2020, en abril de este año había 2.3 millones de empleadores en México, mientras que al cierre de mayo la cifra arrojaba 2 millones, es decir, en un solo mes alrededor de 300 mil personas habrían dejado de proporcionar puestos laborales a millones de trabajadores en todo el país. En mayo del año pasado, los empleadores sumaban 2.6 millones.

Según ha informado el titular de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), Ernesto Herrera Novelo, desde que inició la pandemia en Yucatán se han perdido poco más de 57 mil empleos, 22 mil 500 reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 35 mil empleos informales que ha registrado el Inegi.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Yucatán, Fernando Muñoz Carrillo, ha informado que a causa de esta contingencia por coronavirus se han cerrado decenas de talleres y tiendas, ocasionando pérdidas económicas considerables y miles de empleos que eran el sustento de las familias en muchos municipios del interior del estado.

Otro sector que se ha visto gravemente afectado es el de los pequeños comerciantes, pues según ha destacado el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) delegación Yucatán, Jorge Cardeña Licona, las bajas ventas, los pagos fiscales, el incremento en algunos insumos y las medidas aplicadas para reducir los contagios de coronavirus han originado el cierre de poco más de 100 tiendas de conveniencia.

Texto: Georgina Bacelis
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *