El panorama cinematográfico es poco alentador para el resto del año

Las grandes compañías de la industria no ven para cuándo reactivar los estrenos de películas y series, mientras que Europa y Asia reabren con producción nacional.

Hollywood tenía sus esperanzas en el verano para reactivar la maquinaria de estrenos con “Tenet”, la superproducción de Christopher Nolan llamada a traer de vuelta al público a los cines de medio mundo, pero su suspensión indefinida por la situación del coronavirus en Estados Unidos ha arruinado sus planes.

Después de tres aplazamientos consecutivos, del 17 de julio al 31 y luego al 12 de agosto, los estudios Warner Bros. no han encontrado la manera de dar un estreno seguro -a nivel sanitario y económico- a una película que ha costado más de 200 millones de dólares y que tiene implicaciones para el resto de filmes.

Porque cada movimiento de “Tenet” (emblema cinéfilo de la reapertura económica) implica una cascada de cambios para una industria que improvisa día tras día su supervivencia en la pandemia.

Prórroga indefinida de estrenos para el resto del 2020. Disney apostaba en primavera por la nueva versión de “Mulán”, pero la pandemia obligó a posponer su lanzamiento hasta el 21 de agosto, una fecha que a día de hoy parece poco realista, especialmente en Estados Unidos.

Durante estos meses, “Mulán” se ha aplazado cada vez que “Tenet” lo hacía, y viceversa, pero además la compañía de Mickey Mouse cuenta con informes muy poco alentadores para lo que queda de año, como el de la financiera Cowen.

“Hemos extendido la línea de tiempo al menos hasta mediados de 2021; la situación sigue siendo muy fluida y no descartamos la posibilidad de que el impacto pueda durar aún más”, explicó un analista de la firma a The Hollywood Reporter, referencia de la industria.

Por el momento, Sony ha dejado su comedia “The Broken Hearts Gallery”, producida por Selena Gómez, sin día de estreno.

Asimismo, fuentes confirman que “Unhinged”, con Russell Crowe de protagonista, estudia mover su temprano lanzamiento limitado más allá del 31 de julio.

Y el calendario de otoño está lleno de importantes estrenos que podrían amontonarse si se cumplen las previsiones más negativas: “The King’s Man” en septiembre, “Wonder Woman 1984” en octubre, “Black Widow y “James Bond: No Time to Die” en noviembre… hasta llegar a “Dune” y “Top Gun 2” en diciembre.

Del otro lado del charco las cosas están un poco mejor. Las consecuencias de esté parón pueden ser fatales también fuera de Estados Unidos, pues los cines de Europa y Asía comienzan a abrir sin el suministro de taquillazos de Hollywood.

Aunque en mercados como Francia, España o Reino Unido la producción nacional es fuerte, las cintas de Hollywood pueden suponer más del 60% del consumo en taquilla; y el coronavirus ha dejado muchos rodajes y estrenos locales en pausa.

Es la pescadilla que se muerde la cola: Sin cines, no hay estrenos, pero sin estrenos, el público no va a los cines.

Y en esa tensión, si los estudios tienen claro que las restricciones de aforo iban a dificultar que sus inversiones saquen beneficios rápido, menos riesgos correrán cuando el mercado más importante, Estados Unidos, permanece cerrado con un repunte de contagios alarmante para la economía.

Alternativas digitales. Entre las alternativas que se barajan, internet se ha convertido en el aliado y el enemigo de la industria.

Cintas animadas como “Onward”, “Trolls” o “Bob Esponja” han apostado por el “streaming” con buenos resultados, algo que animó a Tom Hanks a llevar su drama bélico “Greyhound” a Apple TV después de “no encontrar un hueco en el complicado calendario de estrenos”, aseguró él mismo. Pero hay otros cineastas que se niegan a esta alternativa -el propio Nolan ha dejado claro que “Tenet” se proyectará en pantalla grande sí o sí-, y los estudios saben lo difícil que es amortizar una gran inversión en internet.

Además hay que tener en cuenta la presión de los propietarios de cines y sus contratos con los estudios, especialmente cuando la mayor cadena de salas del mundo, AMC, ya ha amenazado con declararse en bancarrota.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *