El Papa pide a monjas de Madagascar que hablen cuando vean algo raro

El Papa Francisco se reunió ayer con un centenar de monjas en un convento de carmelitas descalzas en la capital de Madagascar y les instó a que hablen “siempre y lo antes posible” cuando vean o escuchen “algo raro”.

El pontífice, que llegó este viernes a Madagascar procedente de Mozambique, visitó este convento y con cerca de un centenar de religiosas, la mayoría de clausura, recitó la hora tercia.

Aunque había preparado un discurso, Francisco decidió improvisar y relató la historia de santa Teresa de Lisieux, que le acompaña siempre en su vida.

La historia de la santa francesa ayudó al pontífice, que habló en italiano y fue traducido por un ayudante, a exhortar a las monjas a practicar la caridad y mejorar la vida en comunidad.

Aseguró que la joven santa hablaba siempre con su priora y las animó a que cuando “vean algo raro” que les quite la tranquilidad hablen “siempre y pronto”. Que acudan siempre a la “priora”, “aunque algunas prioras no sean el premio nobel de la simpatía”, bromeó.

“Si hubiera hablado antes Eva sobre la serpiente…, pero no habló y llegó el desastre”, aseveró.

Aseguró que “diablos educados” entran siempre en los conventos y que no les detienen las “dobles rejas y las cortinas”, y aconsejó “la caridad y la oración” contra la mundanidad.

Al terminar el discurso, el papa pidió perdón por ser un poco “folclórico” y no haber hablado de cosas teológicas y haberlas hablado “como a niñas”.

“Ojalá fuerais siempre niñas en el espíritu”, agregó.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *