El Parlamento arrebata a May el control del brexit

Los diputados de la Cámara de los Comunes tomaron ayer el control de la agenda parlamentaria para forzar el mañana una votación sobre un posible “plan B” para el “brexit”, si bien la primera ministra, Theresa May, rehusó comprometerse a cumplir sus indicaciones.

Ante la falta de una mayoría que respalde el tratado de salida que ha negociado May con Bruselas, el Parlamento decidió por una diferencia de 27 votos modificar el orden del día del miércoles para convocar esa votación, una prerrogativa reservada habitualmente al Gobierno.

Un portavoz del Ejecutivo lamentó que el paso que ha dado la Cámara Baja altera el “equilibrio de las instituciones democráticas” y sienta un precedente “peligroso e impredecible”.

La lista de opciones alternativas al plan de May que se someterá a votación no está aún decidida, pero previsiblemente incluirá vías como un segundo referéndum, una salida no negociada de la Unión Europea (UE), permanecer en el mercado único o cancelar el “brexit”.

Tampoco se conoce aún el mecanismo con el que se celebrará la votación. Los diputados podrían pronunciarse sobre cada una de las opciones, o bien podría diseñarse un sistema en el que elegirán diversas propuestas por orden de preferencia.

El resultado no será, en cualquier caso, vinculante para el Gobierno, si bien agregará presión sobre la primera ministra, que continúa conjurada para reunir los apoyos necesarios a su acuerdo antes de que termine esta semana.

Durante el debate de ayer, la mandataria conservadora aseguró que no entregará un “cheque en blanco” al Parlamento y se mostró “escéptica” sobre la utilidad de la votación de mañana. La semana pasada, sin embargo, criticó en un discurso a los diputados por haber hecho “todo lo posible hasta ahora por evitar tomar una decisión” sobre el “brexit” y limitarse a indicar las opciones que no aceptan.

Minutos antes de la votación de ayer, tres secretarios de Estado dimitieron de su cargo para posicionarse en contra del Gobierno y respaldar la enmienda.

May admitió que aún no cuenta con el respaldo necesario para ratificar el tratado de salida que ha pactado con la UE, rechazado ya en dos ocasiones por amplia mayoría en los Comunes.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *