El peor momento

Miguel Ángel Mancera no pudo elegir peor momento que el actual para manifestar sus aspiraciones presidenciales, en las que ya pocos creen y menos respaldan.
El Jefe de Gobierno de la ahora CDMX descendió a niveles pírricos su alta popularidad recogida durante la elección del 2012, misma que puede constatar en las redes sociales con los mensajes, memes, insultos y leyendas que provocan sus decisiones y la sola mención de su nombre.
Con todo y ello, abre la contienda presidencial manifestando su interés en ser el abanderado de la izquierda, lo que aleja sus pretensiones de volverse candidato independiente como había deslizado hace tiempo.
Mancera revela sus aspiraciones, ante la brusca caída del partido que lo llevó como abanderado al gobierno del Distrito Federal y respondiendo a las peticiones de una ala de ese partido, ni siquiera la más representativa de ellas, que encabezan los senadores Miguel Barbosa y Armando Ríos.
Ambos legisladores replicaron hace unos días la necesidad de que Mancera Espinosa abriera sus expectativas y las revelara, ya que de otra forma el PRD tendería a desparecer.
Y es que con todo y la baja en la popularidad del Jefe de Gobierno y la decepción que ha generado su administración continúa siendo la figura mejor posicionada dentro de la izquierda tradicional, que no simpatiza con MORENA.
La fractura provocada por el éxodo de Andrés Manuel López Obrador y sus huestes hacia el Movimiento de Regeneración Nacional generó un descenso terrible en las preferencias electorales del Partido de la Revolución Democrática, ganándole en su principal territorio, el de la Ciudad de México.
El panorama electoral de los comicios del cinco de junio no resulta muy halagüeño para el PRD, por lo que era necesario crear expectativas en la clientela electoral destapando a su principal aspirante presidencial y éste (Miguel Ángel Mancera) respondió a ello.
Lo lamentable es que lo hubiese realizado en el peor momento, cuando las contingencias ambientales y la aplicación del programa Hoy no Circula y Doble Hoy no Circula mantienen irritados al mayor número de capitalinos.
Peor todavía es que ese programa se haya puesto en marcha por vez primera en domingo, al mismo tiempo que aparecen destacadas las palabras de Mancera y su ambición presidencial.
Si quiero ser Presidente de México, dijo Mancera Espinosa a pregunta expresa sobre esa posibilidad y dijo estar convencido de que lo hará con un proyecto de izquierda y con el respaldo de la gente que constata su trabajo.
Eso sí el Jefe de Gobierno dejó abierta la posibilidad de que se reúnan otras expresiones ideológicas alrededor de su proyecto, en clara referencia a que Acción Nacional podría establecer una alianza presidencial con el PRD en la ruta hacia el 2018.
Su revelación la hizo en Oaxaca, una entidad que la alianza PAN-PRD ganó hace seis años y donde repitió la fórmula, aunque ahora se ve lejana esa posibilidad de triunfo.
Hay que ver Miguel Ángel llegó con un gran bono electoral a su toma de posesión el ahora, aparentemente, lejano cinco de diciembre de 2012, con una gran diferencia de votos sobre sus principales adversarios, la priista Beatriz Paredes y la abanderada del PAN Isabel Miranda.
La campaña de Mancera fue sumamente exitosa y obtuvo un mayor número de votos y porcentaje que los que consiguieron en su momento Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Andrés Manuel López Obrador o Marcelo Ebrard Casaubon.
El inicio de su administración fue promisorio, con ese respaldo en las urnas y las promesas de un gobierno con un buen proyecto y programas sumamente realizables.
Las complicaciones surgieron cuando se destaparon algunas cloacas dejadas por la anterior administración y se detectó que las promesas de campaña no se llevaban al terreno de los hechos.
Mancera bajó en popularidad, pero la gota que derrama el vaso es la actual contingencia ambiental, donde se comprueba que de nada sirve el que dejen de circular millón y medio o dos millones de autos diarios y que el programa No Circula o Doble No Circula no baja los índices de contaminación.
Por el contrario, su aplicación mantiene disparados los altos índices, por lo que es frecuente que cuando menos una vez a la semana se altere el orden y se recurra al doble.
Hasta el domingo y sábado han dejado de circular autos por doble no circula y la aplicación del mismo termina el cinco de junio, pero nadie en su sano juicio cree en la promesa del gobierno capitalino de que ese día expira el programa.
Por el contrario, son muchos los que alertan a que se extenderá la vigencia del mismo, haciéndolo permanente.
De adoptarse esos nuevos términos, el acoso sobre Mancera Espinosa será más grande y sus posibilidades quedarán reducidas todavía más, con todo y que él mismo salió a promoverse como candidato de un proyecto de izquierda.
Lo que debe considerar Mancera es que no es una figura con presencia nacional y en la Ciudad de México sus bonos están a la baja, claro que para el 2018 falta un buen trecho y primero se verá el papel del PRD en la contienda del próximo cinco de junio, porque de otra forma tendría que ir coaligado con el partido de la derecha que tiene mayor presencia en territorio nacional y la opción del candidato le quedaría al PAN y el Jefe de Gobierno no parece ser el candidato idóneo para ellos, con todo y que ni siquiera es militante del partido del sol azteca.
Habrá que seguirle la pista a Miguel Ángel Mancera para las siguientes semanas y meses, las medidas que adopte en el gobierno capitalino y la repercusión que tengan en el electorado.
Email:ramonzurita44@hotmail.com
Email:zurita_sahagun@hotmail.com

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *