El peso, el amortiguador

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ha insistido en que el tipo de cambio, al depreciarse, ayuda a las exportaciones mexicanas a ser más competitivas. El peso en ventanilla tocó fondo. Ayer llegó a 18.95 pesos por dólar. La moneda mexicana se ha depreciado muy fuerte. Los distintos análisis hablan de una cotización de nuestra moneda que debería rondar los 17 pesos o un poco más por dólar. Pero no llegar casi a los 19 pesos por divisa verde.

CARSTENS HA FUNCIONADO

En este momento es cuando vale la pena ver la estrategia del Banco de México: dejar que el peso mexicano sirva como variable de ajuste, donde toda la volatilidad del mercado recae en el tipo de cambio mientras la inflación se mantiene baja, las tasas también se mantienen bajas, y el crecimiento sigue su curso a pesar de la baja recuperación de la economía estadunidense. El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ha insistido en que el tipo de cambio, al depreciarse, ayuda a las exportaciones mexicanas a ser más competitivas. Es cierto: las exportaciones mexicanas han sufrido la baja recuperación de la industria estadunidense y, por lo tanto, el peso las abarata y las hace más competitivas.

BOFA: DE NO RESULTAR, ALZA EN TASAS

El análisis al mercado de Bank of America (de Carlos Capistrán) lo decía claramente: el peso mexicano ha sido un buen amortiguador de la volatilidad. Tiene razón. El problema va a ser si el peso no regresa a una cotización más acorde con el poder paridad de compra y las variables macroeconómicas, donde los distintos estudios hablan de que podría ser un poco mayor de 17 pesos, sin llegar a los 18 y ya ni se diga a los 19 que está tocando. Para que el peso regrese deben entrar capitales. Supuestamente, la depreciación de la moneda atrae capitales al hacer más atractivos los activos en México. Si los capitales no llegan con el peso barato, entonces las tasas de interés deberán elevarse para atraer las inversiones. Esto será en un segundo momento o si la Reserva Federal de EU decide elevar sus tasas el 15 de junio.

INFLACIÓN: TODAVÍA SIN AFECTACIONES

El peso mexicano está barato. Para algunos se les está pasando la mano al Banco de México y a Hacienda al dejarlo depreciarse tanto, como ayer, cuando casi llega a 19 por dólar en ventanilla. Sin embargo, las autoridades de la Comisión de Cambios (Hacienda y Banxico) insisten en que el mecanismo del tipo de cambio como ajuste o amortiguador, está dando resultados, como se ve en las exportaciones y se sigue creciendo con un consumo elevado. Lo cierto: el peso a estos niveles sí nos pone nerviosos, además, no puede mantenerse tan arriba por mucho tiempo, pues llegaría a encarecer las importaciones y elevar la inflación. Se entiende que funciona como amortiguador, pero no se nos vaya a pasar la mano.

BORJÓN A UIT; ¿Y EL OTRO COMISIONADO?

Para felicitar a Fernando Borjón, el excomisionado del IFT, que ahora está a cargo del megaencargo de la red compartida. Borjón dejó el Instituto Federal de Telecomunicaciones y, por sus conocimientos técnicos y habilidades, de inmediato le encomendaron ser director del Organismo Promotor de las Inversiones de Telecomunicaciones, el Promtel, que en castellano será el organismo encargado de hacer una realidad la red compartida para dar internet en todo el país.

Bueno, pues la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, eligió a Fernando Borjón para presidir el grupo de expertos que revisará el reglamento internacional en la materia, y presentará sus conclusiones en 2018. Excelente reconomiento internacional.

El problema más bien sigue en IFT. ¿Ya se olvidaron que les hace falta un comisionado? Y vaya que tienen trabajo. Presidido por Gabriel Contreras, y con comisionados como Mario Fromow, María Elena Estavillo, Adriana Labardini, Ernesto Estrada y Adolfo Cuevas, todavía les sigue faltando un integrante. El Comité de Evaluación, formado por Banxico, INEE e Inegi, desde hace meses presentó los posibles candidatos, falta que el Ejecutivo y el Legislativo lo aprueben.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *