El PRI ejerce su mayorí­a en el Congreso del Estado

Ante una sala llena de asistentes de legisladores y empleados del Poder Legislativo con la finalidad de evitar la presencia de socios de Uber, ayer se aprobó por mayoría modificaciones a la Ley de Transporte en el Estado de Yucatán en materia de plataformas digitales, con lo que Yucatán se convirtió en el primer estado del país que no "se somete" a los lineamientos de Uber.
 
En una actitud sorpresiva por la "estrategia" de llenar la sala con personal del Poder Legislativo, en la que ni lugar quedó para los representes de los medios de comunicación, la Comisión de Desarrollo Urbano, Vivienda e Infraestructura aprobó con el voto a favor de los diputados de los partidos Verde Ecologista y Revolucionario Institucional, mientras que los panistas y la representante de Morena, votaron en contra.
 
En la sala estaba presente el director general de Uber en México, Francisco  Sordo Mogollón, quien al final lamentó la premura con que el dictamen fue procesado y aprobado por los legisladores yucatecos.
 
Los diputados del PVEM Enrique Febles Bauza, junto con los priistas Marco Vela, Marisol Sotelo y María Elena López García avalaron la propuesta que incluye limitantes en el numero de unidades y la autorización de vehículos con un costo mayor a los 200 mil pesos.
 
Los panistas Moisés Briceño y Manuel Díaz, junto con la diputada del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Jazmín Villanueva Moo, votaron en contra del dictamen, que se prevé sea puesto a discusión en la sesión de pleno de este martes.
 
En una inusual sesión llena de trabajadores del congreso local, los panistas intentaron a toda costa postergar la aprobación del dictamen leído por el priísta Marco Vela Reyes, donde se reglamenta a las empresas que utilicen plataformas tecnológicas para brindar el servicio de transporte.
 
Durante el debate la diputada de Morena pidió seriedad en el debate toda vez que las propuestas presentadas por esa representación legislativa ante la presidencia de esa comisión no fueron tomados en cuenta.
 
Dentro de las propuestas lanzadas por la diputada izquierdista se establecen candados para que las consesiones a un particular no puedan sujetas de un monopolio, así como medidas para garantizar la seguridad del usuario.
 
En la sesión, visiblemente molesta la legisladora de Morena presentó  el documento donde estaban plasmadas sus propuestas y adelantó que el voto de esa representación legislativa sería en contra del dictamen.
 
La ofensiva panista para detener la aprobación de la ley fue encabezada por los legisladores Beatriz Zavala Peniche, Moisés Briceño Rodríguez y Manuel Díaz Suárez.
 
Beatriz Zavala Peniche recriminó al presidente de la comisión la falta de seriedad al no convocar a reuniones de trabajo tal y como se había comprometido días atrás.
 
También cuestionó la premura con la que el dictamen quería ser aprobado y convocó a sus compañeros a no cerrar las puertas a nuevas empresas que generarán mejores empleos para el estado.
 
Vela Reyes, David  Barrera Zavala y Marbellino Burgos Narváez coincidieron en que a lo largo de las sesiones para el análisis de las modificaciones a la ley, se escucharon las propuestas realizadas por los diputados, además de que en el proyecto de Dictamen se garantizó la seguridad para usuarios y ciudadanos, lo cual se hace posible por medio de un padrón que realizará el Gobierno del Estado.- Esteban Cruz Obando
Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *