El trenecito de bajas holandés

Por: Santiago Pell

El ABN AMRO World Tennis Tournament de Róterdam está propiciando que muchos tenistas, de rankings no tan elevados, saquen a relucir su mejor potencial ante fuertes rivales en cancha dura.

El primer caso fue antier, Karen Khachanov (#17 del mundo), logró vencer en dos sets al italiano Fabio Fognini (11) con marcador de 6-3 y 6-3. Sin embargo, después de haber ganado el primer set, el ruso fue eliminado ayer del torneo por el británico Daniel Evans, quien incluso está en un eslabón más alejado (33).

Otro ejemplo de triunfos por bajas posiciones, es el de Alijaz Bedene, un proveniente de Eslovenia que posee el puesto 52 de la tabla, sobrepasó a la figura francesa Benoit Paire en dos devastadores sets (6-2, 6-4). El día de hoy, el esloveno se tendrá que enfrentar al temido dios griego Stefanos Tsitsipas, con esta dificilísima prueba demostrará si tiene lo necesario para quedarse en tierra holandesa.

Pero eso no fue nada, lo más sorprendente viene ahora: el semifinalista del Wimbledon 2019, Roberto Bautista Agut (12), fue sorprendido con menuda derrota ante su compatriota Pablo Carreño Busta (30) en tres sets, el score final fue de 4-6, 6-2 y 7-6.

La caída en bruto de los astros del tenis continuó gracias a la gran repasada que Félix Auger-Aliassime (21) le dio al experimentado Grigor Dimitrov (22). Entiendo que el joven canadiense tiene una mejor posición en el ranking, pero el búlgaro (ex #3 del mundo y semifinalista del US Open pasado) rebasa por mucho al joven de 19 años, es por eso que la sigo considerando como una victoria sobresaliente.

El mayor fiasco y al mismo tiempo acto heroico de esta semana, resultó del encuentro de Daniil Medvedev y Vasek Pospisil. Así es, el ruso #5 del mundo fue célebre de un sorprendente tenis que el canadiense número 104 mostró en Holanda. El partido finalizó 6-4, 6-3 y hoy se medirá ante el serbio Filip Krajinovic para buscar continuar en dicho certamen.

Para relajar un poco las cosas, menciono a Gael Monfils (9), un jugador que señala con cada tiro que el lugar que tiene en la tabla no es en vano. De hecho, es el actual campeón del torneo y ya ganó su primer partido de manera tanto rápida como certera ante el portugués Joao Sousa (6-3, 6-2).

Ya se verá si los asombros prosiguen con sus llegadas y que los inferiores lancen al vacío a los gigantes, todo depende de ellos, pero por ahora se puede decir que en Róterdam llegó el trenecito de bajas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *