Elecciones 2021, reciclaje de políticos

Yoisi Moguel

yoisimoguel@hotmail.com

Conforme avanza el proceso interno de los partidos políticos en la selección de sus candidatos a presidentes municipales, diputados locales y federales, se observa un panorama confuso para los yucatecos a consecuencia de la falta de ideología de quienes aspiran a ocupar un cargo de elección popular.

Los partidos políticos que se desintegran e integran con figuras provenientes de otras siglas partidistas, empiezan a perder credibilidad en el electorado, pues muchas veces incluyen entre sus candidatos a personas que durante años fueron férreos contrincantes de esas ideologías políticas, a las cuales ahora defienden y promueven.

En este escenario político los partidos dejan mucho qué deber al electorado, y más quienes intentan ocupar un puesto de elección popular, aunque hay sus excepciones.

Acción Nacional, que por años acusó a los priistas de corruptos, transas, de enriquecerse del erario, entre otras tantas cosas que fueron catalogadas de malas y perversas contra el pueblo, hoy parece olvidarse de eso y llevan al frente como abanderados a personas que sólo utilizaron el poder para hacer fortuna, como es el caso de Liborio Vidal Aguilar, René Tun Castillo, Bethel Achach Rodríguez, Rommel Pacheco Marrufo, entre otros.

Así, el PAN ofende a su militancia relega a sus líderes, operadores y estructura territorial para dar cabida a sus contrincantes políticos, y postular a ex priistas, quienes ocuparán el 60 por ciento de las candidaturas de los 106 ayuntamientos.    

Con esta decisión los panistas de convicción se sienten frustrados, sin espíritu combativo, ya que sin respeto su partido recicló a priistas que no tenían dentro del tricolor ninguna posibilidad de ser abanderado, mucho menos de ganar porque ya estaban mal calificados tanto por sus correligionarios como la ciudadanía.

El PAN, que era uno de los pocos partidos que tenían a su militancia convencida de sus principios y sus ideales, que inspiraba confianza ahora manda un mensaje simple, lo malo se permite.

La militancia blanquiazul se pregunta: “¿No hay gente capaz dentro del partido para representarnos?, mientras que los yucatecos afirman: Las mismas caras, los mismos nombres, solo cambió de partido.

¿Por qué nos tienen que dar PAN con lo mismo? Los partidos políticos tratan de jugar con la inteligencia del electorado, tal parece que no se dan cuenta que los tiempos ya cambiaron, que el electorado quiere rostros nuevos, personas que cumplan con sus expectativas y no que quieran seguir viviendo del presupuesto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *