Elecciones a las brasas

Donde no habrá perdedor resignado es en Tamaulipas. Baltazar Hinojosa (PRI) y Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN-PRD) van parejos en golpes y mentadas; los agravios no podrán saldarse en las urnas.

En poco menos de 96 horas, casi el 32 por ciento de los electores habrá de participar en un proceso definido como laboratorio, antesala y punto de arranque de la madre de todas las batallas rumbo a 2018.

De las 12 gubernaturas en disputa, sólo cinco estarían definidas.

A menos que ocurra una improbable catástrofe, el panista Antonio Gali triunfará en Puebla; los priistas Omar Fayad (Hidalgo), Mauricio Góngora (Quintana Roo) y Quirino Ordaz (Sinaloa) también barrerán de calle.

Chihuahua pinta tricolor con Enrique Serrano, a menos que hubiera, de última hora, una alianza precipitada entre el panista Javier Corral y el independiente José Luis Barraza, lo cual no ocurrirá.

En las otras siete elecciones, la carne se cocina a las brasas.

Según la encuesta de encuestas elaborada por Parametría –Francisco Abundis– en Aguascalientes, Martín Orozco del PAN supera a Lorena Martínez del PRI.

En Durango, el tricolor Esteban Villegas y el blanquiazul José Rosas Aispuro pelean voto por voto con mínima diferencia.

Tlaxcala, el estado más pequeño, muestra la mayor competencia. Podría convertirse en la última entidad gobernada por el PRD, con Lorena Cuéllar al frente, salvo un milagro a favor del priista Marco Mena.

En Zacatecas, Alejandro Tello del PRI adelanta al “moreno” David Monreal, quien resiste a darse por muerto. En Oaxaca, José Antonio Estefan de la alianza PAN-PRD batalla con el priista Alejandro Murat. El final de foto y un conflicto postelectoral parecen garantizados.

Donde no habrá perdedor resignado es en Tamaulipas. Baltazar Hinojosa (PRI) y Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN-PRD) van parejos en golpes y mentadas; los agravios no podrán saldarse en las urnas. En Veracruz, el amor es cosa de tres. La guerra de los primos Miguel Ángel y Héctor Yunes podría allanar el camino a Cuitláhuac García, abanderado de López Obrador. La disyuntiva, elegir entre dos malos y un desconocido.

Imposible saber si el PRI podrá quedarse con nueve de las doce gubernaturas en juego como pronosticó Manlio Fabio Beltrones… y para el PRD, la cita del domingo estará marcada por el suspenso y el terror a quedar relegado por Morena en el cuarto lugar de las preferencias políticas nacionales.

Los candidatos sin partido, están partidos, y la elección de constituyentes para la CDMX pinta como la menos sexy de todas.

EL MONJE NUMÉRICO: Además de 12 góbers, el domingo se eligen 547 alcaldes, 245 diputados de mayoría y 177 de representación proporcional.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *