Electricidad, gas, tomate y cebolla impulsan inflación durante octubre

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un incremento de 0.61% en octubre respecto al mes anterior

La inflación avanzó en octubre producto del alza en las tarifas eléctricas como consecuencia de la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano en 18 ciudades del país, así como por los incrementos del gas, jitomate y cebolla, de acuerdo con los datos más recientes dados a conocer por el Inegi.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un incremento de 0.61% en octubre respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 4.09%, la tasa más alta desde mayo de 2019.

Las tarifas eléctricas reportaron un incremento mensual de 18.66%; el precio del jitomate repuntó 18.81%; la cebolla, 25.24%; mientras que el gas doméstico LP aumentó 2.69%. Otros bienes y servicios que impulsaron la inflación en octubre, fueron: nopales, con un aumento de 30.05%; automóviles, 1.09%; huevo, 2.53%; calabacita, 70.78%; transporte aéreo, 9.85%; y carne de res, 0.58%.

Por el contrario, los genéricos cuya baja de precios contribuyó más a contener la inflación, fueron: pollo, con una disminución mensual de -3.19%; gasolina de bajo octanaje y alto octanaje, -0.97% y -0.69% respectivamente; naranja, -17.41%; limón, -17.81%; aguacate, -10.35%; plátanos, -4.95%; otros servicios culturales, diversiones y espectáculos deportivos, -1.41%; papa y otros tubérculos, -2.50%; y piña, -8.33%.

Por entidades, entre las que reportaron la mayor inflación en octubre, destacan: Campeche, con un alza de 1.75%; Tabasco, 1.67%; Coahuila, 1.63%; Nuevo León, 1.60%; y Yucatán, 1.21%. Entre los estados con menor incremento general de precios, se encuentran: Sinaloa, con un aumento de apenas 0.04%; Michoacán, 0.06%; Guanajuato, 0.08%; Baja California, 0.12%; y Colima, 0.14%.

El índice de precios subyacente, que no incluye los bienes y servicios cuya alza de precios son más volátiles, avanzó 0.24% mensual y 3.98% anual; al mismo tiempo, el índice de precios no subyacente aumentó 1.77% mensual y 4.42% anual.

Dentro del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.29% y los de los servicios 0.18% mensual.

Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 1.45% mensual, mientras que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 2.03%.

La reactivación económica en México llegó tras dos meses de suspensión de todas las actividades económicas no esenciales debido a la crisis del coronavirus, lo que tuvo un fuerte impacto en la producción y el consumo.

El PIB de México tuvo una caída anual de 18.7% en el segundo trimestre del año. Mientras que en el tercer trimestre, la economía de México repuntó un 12% frente a los tres meses anteriores, si bien en la comparación interanual la caída todavía fue de 8.6%.

El gobierno mexicano espera una mejoría desde julio, cuando entró en vigor el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La crisis mundial provocó una fuerte caída del peso superando las 25 unidades por dólar, aunque se ha recuperado parcialmente y hoy se mueve en torno a las 20.5 unidades por dólar, beneficiado en los últimos días por el cambio de rumbo político en Estados Unidos.

La depreciación del peso mexicano podría encarecer los productos de importación y hacer que aumentasen los precios al consumidor, según los expertos.

Texto y fotos: EFE / Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *