Empoderar y el arte de ayudar a otras personas

“Ayudar” qué sino el obrar desinteresadamente buscando el bienestar del prójimo, ayudarle a superar la adversidad en sus momentos de mayor dificultad, teniendo como única recompensa la satisfacción haber hecho el bien.

Ayudar es un arte y como todo arte, es necesario tener dominados los fundamentos, sean teóricos o técnicos, haciendo de esta manera que nuestra ayuda cumpla con su verdadero objetivo.

Así que la pregunta sería, ¿cómo ayudo de verdad?

Antes de comenzar a tocar temas sensibles quiero enfatizar en que nosotros no estamos en contra de ninguna manifestación de ayuda y, de hecho, el propósito de este artículo está enfocado en ampliar nuestra comprensión sobre la ayuda buscando que nuestras obras tengan repercusiones por más positivas.

¿Cuántas veces han visto a una persona en situación de calle pedir limosna a las afueras de algún establecimiento? Bueno, en caso de que tu empatía esté bien desarrollada, estoy seguro de que en más de una ocasión habrás dejado alguna moneda y, ¿qué pasa? vas a tu casa, terminas tus actividades y a la mañana siguiente cruzas por la misma calle y la persona sigue allí, en las mismas condiciones que estaba antes de recibir tu dinero.

El error más frecuente es pensar que nuestro dinero va a cambiarle la vida a alguien, y no es así…

En palabras de Benjamín Franklin “el mejor medio para hacer bien a los pobres no es la limosna, sino enseñarles a vivir sin ella”.

O quién no recuerda aquél proverbio que dice: “dale a un hombre un pez y comerá un día, enséñale a pescar y nunca más tendrá hambre”. Estas dos frases tienen en común algo importantísimo relacionado a la manera “correcta” de ayudar, no puedes esperar cambiar la vida de alguien sin educarlo. La ayuda sin educación solo genera más miseria, vuelve dependiente al otro de la ayuda que tú le brindas, por esta razón muchos países asistencialistas sufrieron grandes repercusiones.

Entonces… ¿cómo ayudo?

Tenemos una propuesta que puede derivar en cientos de vertientes: Hay que empoderar a las personas.

El empoderamiento es buscar que un grupo en situación desfavorable mejore su calidad de vida, cambie su situación. Esto requiere de un trabajo de planificación, de educar a las personas que reciben la ayuda, enseñarles que tienen la misma valía que cualquier otro individuo y por tanto, debe creer en su capacidad de autosuperación.

Tampoco pretendemos dar una fórmula infalible, la pobreza viene de muchos factores y reducir la solución solo al empoderamiento no logra resolver todo el problema. Sin embargo, tenemos plena confianza en que la educación es fundamental en todos los caminos, solo con educación podemos retirarnos las ataduras y caminar hacia un futuro mejor.

Es por eso que Arte 1010 ha hecho un compromiso social ayudando a un gran número de artistas, además se sumarse a numerosas campañas que buscan hilvanar el tejido social, siempre pensando en que el bienestar está relacionado a la educación y al arte.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *