Empresario yucateco, prófugo de la justicia

El empresario y magnate del sector turístico José Antonio Chapur Zahoul, investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), habría huido del país para viajar a Líbano para evitar una orden de aprehensión por delitos federales, revelaron fuentes nacionales.

Chapur Zahoul ha sido acusado de presunta evasión de impuestos, blanqueo de capitales y de adquirir terrenos en zonas de playa en Cancún, reservas territoriales que realizó Rosario Robles cuando estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Según informaron medios nacionales del sector turístico, el propietario del corporativo Palace Resorts, que incluye 13 hoteles en Quintana Roo y República Dominicana, estaría vinculado a la enajenación de bienes federales al igual que otros empresarios, notarios públicos y funcionarios estatales contra los que también se habrían librado órdenes de aprehensión.

Además del director del Grupo Palace Resorts, se investiga a su hijo Gibrán Chapur, empresarios del ramo inmobiliario, empresas fantasmas y funcionarios de Registros Públicos. También se involucra al exdirector del Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Quintana Roo, Carlos Lima Carvajal.

Entre las irregularidades sobresalen operaciones ilegales en el Registro Público de la Propiedad del Estado de Quintana Roo durante la gestión del exgobernador Roberto Borge, en la cual familiares, empresarios y prestanombres se habrían apoderado de inmuebles en Cancún, Playa del Carmen y Cozumel.

De acuerdo con la investigación de Hacienda, Chapur habría adquirido varias propiedades en forma ilegal, a bajos costos frente a la zona de playas y posteriormente revaluadas para fraccionar o construir.

Los vínculos del empresario se remontan a poco más de dos décadas con el crecimiento de su emporio hotelero en Quintana Roo, Yucatán y República Dominicana. Los reportes fiscales lo relacionan con el caso Fonatur, en el cual supuestamente compró un terreno en Punta Nizuc mediante la sociedad Golf & Resorts a un precio de cinco dólares por metro cuadrado.

La UIF investiga “la red de lavado de dinero piramidal”.

Texto y foto: Acom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *