Empresarios acatarán medidas restrictivas

El dirigente local de la Canaco-Servytur señala que pese a las afectaciones al sector, se respetarán y cumplirán las disposiciones, ya que la salud es primero.

Este jueves 16 de julio comenzaron las nuevas medidas de restricción establecidas por el Gobierno del Estado, que tienen como objetivo combatir el avance de la pandemia del coronavirus en Yucatán y son una última llamada a la población para evitar regresar a la cuarentena total.

Las medidas son la restricción a la movilidad de 9 de la noche a 5 de la mañana en zonas costeras, así como la ley seca, el cierre de marinas y embarcaciones de recreo, y el cierre a las 6 de la tarde de negocios esenciales.

En el puerto de Progreso estas medidas traerán afectaciones para los empresarios y dueños de negocio; sin embargo, acatarán las medidas para poyar en esta contingencia sanitaria, comentó Roberto Sánchez González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Progreso.

“Nosotros las tenemos que acatar como organismo empresarial y como empresarios, definitivamente son medidas que se evalúan día con día respecto a lo que se viene desarrollando y bueno en ese sentido hay que respetarlo, nosotros no podemos en un momento dado cuestionar eso porque primero está la salud”, expresó.

Por otro lado, Sánchez González afirmó que las nuevas medidas afectarán sobre todo en la generación de empleos y en el caso de Progreso al sector de las marinas.

“Ahora la afectación sí es muy grande porque las aperturas que se han estado dando benefician la cuestión de los empleos. Va a ser otro golpazo para los empresarios que empiezan a recuperarse, pero también tenemos que entender que se hicieron las cosas mal, empezaron a hacer fiestas y a cometer excesos, lo cual es lamentable, pero de cualquier forma respetamos y acatamos la disposición de la mejor manera posible”, expresó.

Respecto al recorte de horarios para negocios no esenciales, Roberto Sánchez explicó que no habrá mayor afectación puesto que en Progreso los comercios son mayormente matutinos y vespertinos, mientras que por las noches de por sí la actividad es menor.

“No va a haber gran cambio, en Progreso tenemos la gran ventaja que nuestra actividad cotidiana normalmente no permite ir más allá de las 9:30, 10 de la noche en las calles, digo más allá de las actividades propiamente de comercio y trabajo”, comentó.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *