Empresarios pedirán cuentas a Peña Nieto

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán se unió ayer para rechazar la implementación del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, que firmó el martes el Ejecutivo federal con las cúpulas empresariales y obreras para enfrentar la crisis económica y social que desató el gasolinazo del 1 de enero.

Mario Can Marín informó que la reunión se llevó a cabo después de las 18 horas y el tema unió a todos los representantes de las cámaras empresariales unidos en el CCE, pero será hasta hoy jueves que darán a conocer la postura oficial en un comunicado.

–Si tuvimos la reunión, fue de 16 de las 18 cámaras empresariales que formamos el CCE y todas estamos igual: que el Acuerdo no satisface a los empresarios y que faltan estrategias para medir el impacto de las medidas anunciadas por el Presidente de la República—dijo.

Ayer publicamos la postura de Can Marín, pero como presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Canacintra) y adelantamos que los empresarios yucatecos no apoyaban a sus cúpulas empresariales, quienes a excepción de Coparmex, signaron el documento preparado por la Presidencia de la República.

Can Marín dijo que le preocupan dos temas, uno, los incrementos exagerados de los insumos energéticos y la volatilidad del dólar y sin alguna propuesta o acciones por parte del Ejecutivo que compensen estos gastos de más en las empresas.

–Aquí podrían aplicar una disminución en el IEPS o el ISR u otro impuesto donde ahorremos para poder pagar lo que se gaste de más. Solo así podemos seguir manteniendo los precios, sino es imposible–afirmó.

El otro punto, dijo, es la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores, lo que seguramente traerá una disminución en las ventas.

Adelantó que no están en contra del gobierno, ni de las cúpulas empresariales nacionales, sino al contrario, siempre y cuando el acuerdo traiga acciones reales, cuantitativas para así poder compensar estos gastos de más y poder solventar los incrementos, pero sobre todo, mantener nuestra plantilla laboral.

Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *