En espera de la segunda ola

Hoy definen si se mantiene el semáforo naranja o se pasa a la siguiente fase.

De acuerdo a los datos que arroje este jueves el semáforo de COVID-19 en Yucatán, las autoridades decidirán si se pone en marcha la segunda ola de reactivación económica en la entidad, que contempla la apertura de hoteles con el 15% de ocupación, y solo para hospedaje de trabajo.

Como parte de esta segunda etapa, los restaurantes, estéticas y clínicas de salud podrán ampliar su capacidad al 50%, únicamente con reservación, por lo que está prohibida la espera; actualmente estos negocios operan con el 25% de aforo.

Todos estos establecimientos que forman parte de la Ola 2 deberán cumplir con una distancia de 4m2 entre persona, así como los protocolos y medidas sanitarias para evitar contagios de COVID-19.

Para la tercera ola, la cual tampoco tiene fecha de inicio, se sumarían a esta reapertura gradual escuelas y servicios educativos, sitios de entretenimiento y cultura, bares, centros comerciales, así como templos y actividades religiosas.

Los hoteles podrán operar al 25% de su capacidad y recibir turistas, los restaurantes, estéticas y clínicas de salud aumentarán al 75% con previa reservación.

Las autoridades continúan al pendiente de cómo se va desarrollando la pandemia en el estado, por lo que en días recientes el gobernador Mauricio Vila Dosal se  reunió con el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, para analizar todo lo relacionado con el semáforo estatal, a fin de transitar a la “nueva normalidad” de una forma más segura para los ciudadanos.

Actualmente el semáforo estatal permanece en color naranja, y está activa la Ola 1 de reactivación económica, por lo que se han dispuesto medidas y protocolos sanitarios específicos a los diversos giros comerciales para prevenir y evitar contagios de coronavirus.

NO ES REGRESO A LA NORMALIDAD

Por su parte, los integrantes del Comité de Asesoramiento de Yucatán ante la pandemia resaltaron la importancia de recordar a la población de que el cambio de color en el semáforo no significa que las personas puedan regresar  a la normalidad, sino que hay que reforzar las medidas de higiene y la sana distancia.

También destacaron que si bien es importante el tema económico, no es mayor que el de la salud de la población, por lo que remarcaron la trascendencia de ir reanudando actividades económicas  de manera gradual, sin poner en riesgo el bienestar de las personas.

Cabe mencionar que a finales de mayo, la Comisión de Salud de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), presidida por el mandatario Vila Dosal, acordó llevar a cabo un proceso escalonado y gradual de reapertura de la economía de los distintos estados mediante 3 etapas y basándose del semáforo que tenga cada entidad.

Texto: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *