En las manos de D10S

Diego Armando Maradona, leyenda del fútbol mundial, fallece a los 60 años de edad debido a un paro cardiaco

Diego Armando Maradona perdió la vida este miércoles 25 de noviembre a causa de un paro respiratorio que sufrió en la casa de su hija, ubicada en el barrio de Vila Nova, donde varias ambulancias acudieron para intentar reanimarlo, sin tener éxito.

El entrenador de 60 años estuvo a principios de noviembre diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un “bajón anímico”, pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Luego, el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo “algunos episodios de confusión” que los médicos “asociaron” a “un cuadro de abstinencia”.

Hombre mitológico

Endiosado, amado, venerado, admirado y respetado, pero también juzgado, criticado y cuestionado: todo eso, y mucho más fue Diego Armando Maradona, que se volvió un mito en vida gracias al fútbol y a su personalidad. Hijo de ‘Doña Tota’ (Dalma Salvadora Franco) y ‘Don Diego’ (Diego Maradona), el campeón del mundo con Argentina en México 1986 nació el 30 de octubre de 1960.

Fue el quinto hijo de los ocho del matrimonio y el primer varón. Tuvo una infancia con carencias y se crió en Villa Fiorito, una de las zonas más desprotegidas y abandonadas de la provincia de Buenos Aires.

Pegado a la pelota desde bebé

En 1969 se sumó a ‘Los Cebollitas’, un equipo juvenil de Argentinos Juniors, que arrasó a casi todos los rivales con los que se enfrentó.

Siendo aún un niño empezó a acaparar la atención por su técnica y su desparpajo para jugar. Su debut en la Primera División fue el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años, en una derrota de Argentinos Juniors ante Talleres por 1-0. Ingresó con la camiseta número 16 en reemplazo de Rubén Aníbal Giacobetti.

Experiencia en la albiceleste

Pese a haber jugado algunos partidos con Argentina, el seleccionador, César Luis Menotti, lo dejó fuera de la Copa del Mundo que la Albiceleste disputó y ganó en su país en 1978.

Al año siguiente, Maradona ganó el Mundial Sub-20 de Japón, bajo la dirección técnica de Menotti.

Después de deleitar y alegrar a los simpatizantes de Argentinos Juniors pasó por Boca Juniors (1981-1982 y 1995-1997), Barcelona (1982-1984), Nápoles (1984-1992), Sevilla (1992-1993) y Newell’s Old Boys (1993-1994). Se retiró en el ‘Xeneize’ el 25 octubre de 1997.

Ganó un Metropolitano (1981) con Boca Juniors, la Copa del Rey (1983), la Copa de la Liga (1983) y la Supercopa de España (1983) con el Barcelona y dos Ligas italianas (1987 y 1990), una Copa de Italia (1987) y una Copa de la UEFA (1989) con el Nápoles.

Con la Albiceleste ganó la Copa del Mundo sub’20 de Japón 1979 y luego, en México 1986, hizo su nombre inmortal al anotar el mejor gol del siglo XX y el tanto con “La mano de Dios” a Inglaterra en cuartos de final del Mundial que Argentina ganó.

Dirigió a Deportivo Mandiyú (1994), a Racing Club (1995), al Al Wasl (2011-2012) y Al Fujairah (2017-2018) de los Emiratos Árabes, a los Dorados de Sinaloa (2018-2019), de la Segunda División de México, y en septiembre de 2019 asumió en Gimnasia y Esgrima La Plata, equipo que dirigía al momento de su muerte.

Siempre polémico

En 2008 asumió como seleccionador de Argentina y renunció dos años después tras la eliminación en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010.

Sus declaraciones, peleas y litigios judiciales lo pusieron muchas veces en el ojo de la tormenta.

Maradona denunció penalmente a su exesposa, estuvo años sin reconocer a varios de sus hijos, fue filmado mientras le pegaba a su expareja Rocío Oliva y también fue acusado de abuso sexual por una periodista rusa.

Criticó a la Iglesia católica, a la FIFA, a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y a decenas de entrenadores, jugadores y personajes públicos. Además, tuvo un fuerte compromiso político y partidario, que hizo que fuera amado y odiado.

El mundo, a sus pies

La reacción de Edson Arantes do Nascimento, Pelé, estuvo llena de nostalgia y tristeza al afirmar que “algún día espera poder jugar fútbol en el cielo junto a su ‘amigo’ Diego Armando Maradona”.

Asimismo, su compatriota y astro del Barcelona,  Lionel Messi, expresó: “Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno. Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él y quería aprovechar para enviarle el pésame a toda su familia y amigos. QEPD”.

El portugués Cristiano Ronaldo, delantero de la Juventus, calificó a Maradona como “un mago sin igual”

Diego Maradona se hizo inmortal en Italia, en el Nápoles de ese país, por lo que la ciudad declaró el luto oficial y piensa en renombrar el estadio San Paolo como Diego Maradona.

La FIFA, la Conmebol y la UEFA, jugadores que se mantienen en actividad, jóvenes o maduros, grandes estrellas del fútbol ya retiradas, los rivales más enconados que tuvo y sus mejores amigos también se pronunciaron con sentidos mensajes por la muerte de Maradona.

En Roma, el papa Francisco, argentino y futbolero, recordó “con afecto” y oración a Maradona.

Incluso el presidente de Argentina, Alberto Fernández, decretó tres días de duelo nacional.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, lamentó el fallecimiento de Maradona, a quien calificó como su “hermano”.

Texto y fotos: EFE / Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *