En Oxkutzcab aumentan las parejas y moteles

Actualmente existen 3 hoteles de paso y se construye uno más en la carretera que une al municipio con Akil

OXKUTZCAB.  En Oxkutzcab ya se está convirtiendo en la “Capital del amor”, los hoteles de paso van en aumento. En la actualidad hay 3 moteles y se construye otro en el tramo de la carretera Oxkutzcab-Akil.

Se ha generado una competencia en el ramo y han iniciado una cierta competencia en la oferta de los cuartos. El precio de los hoteles de paso varía, algunos ofrecen hasta 300 pesos y conceden hasta 3 horas.

Como se sabe, Oxkutzcab registra a diario una intensa actividad comercial de frutas y verduras y de comercio en general.

Muchas personas de otros municipios confluyen en los dos centros de acopio del municipio y se dan romances por lo que se requieren de estos lugares para desbordar sus pasiones.

Varias de las personas que ocupan los hoteles de paso no son del municipio. Los lugares en donde están funcionando los moteles ofrecen la facilidad de tener el acceso a los vehículos para que tengan cierta privacidad por eso de guardar las apariencias de que el galán o la dama no sea vistos al entrar al nicho de amor. Hasta el momento, Oxkutzcab es uno de los municipios en el sur del estado que va en aumento el negocio de los hoteles de paso y si siguen operando más Oxkutzcab ya podría ser considerado la “Huerta del Amor”.

El auge del negocio ocasionado, principalmente por productores e intermediarios de otros municipios remonta a lo sucedido en la novela de “Pantaleón y las visitadoras” del Nobel Mario Vargas Llosa, sólo que allí era para que los militares recurran al servicio sexual, para que dejen estar ocasionando problemas con los pobladores así como bodas forzadas.

Para ello, un ejemplar sargento Pantaleón Pantoja fue el encargado de reclutar a las chicas y tuvo que hacerse pasar como un empresario de un antro. El servicio era secreto, pero así como causó una baja en los delitos cometidos por los militares con las mujeres civiles, también llegó a oído de exsoldados que también querían gozar de este servicio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *