Entra en un lote baldío en campestre y cae en un pozo

Aunque no explicó el motivo por el que entró a un lote baldío, pero esta imprudencia que cometió el doctor N. D. N. P., de 55 años de edad, le costó estar varias horas en un pozo seco, que afortunadamente solo tuvo raspones y el susto ya que nadie lo escuchaba para ser rescatado.

Horas después, policías y bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) rescataron a una persona que por accidente cayó a un pozo seco de seis metros de profundidad, en el fraccionamiento Campestre, en Mérida.

En el reporte, se indicó que se recibió una llamada al número de emergencias 9-1-1 para avisar que había un hombre en el interior de un foso en un lote baldío de la calle 3 por 38 y 36 del referido complejo habitacional, lo cual activó de inmediato a las unidades de auxilio.

Así, elementos de la SSP rescataron a N.D.N.P., de 55 años de edad, médico de profesión; le dieron los primeros auxilios y lo trasladaron al hospital a bordo de una ambulancia de la corporación.

El médico relató que anoche él y otra persona paseaban en sus respectivas bicicletas, pararon en una tienda para comprar y le pidió a su acompañante que lo esperara un momento. Luego, entró al terreno baldío pero no se percató que había un pozo de aproximadamente un metro de diámetro y cayó.

Nadie escuchó sus gritos pidiendo ayuda, hasta esta mañana.

En tanto, la ciclista que lo acompañaba, al ver que no regresaba, creyó que se había ido a otro lado y se retiró de la tienda a la que habían acudido. La SSP recordó que ante cualquier emergencia es indispensable llamar al 9-1-1 para movilizar a los cuerpos de ayuda, que tienen la consigna del gobernador Mauricio Vila de atender a la brevedad cualquier hecho.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *