Escándalo en España por la compra de pruebas chinas del coronavirus defectuosas

El Gobierno chino aseguró ayer que el mercado es “demasiado grande para supervisarlo” y que no puede garantizar la calidad de los productos si no están certificados por las autoridades, en relación con la compra por parte de España de test de coronavirus defectuosos fabricados en el país asiático.

Preguntado por Efe en una rueda de prensa por la polémica desatada en España tras la compra de esos test importados de China por un proveedor español, el director general de Asuntos Económicos Internacionales chino, Wang Xialong, señaló que su país no tiene “restricciones a la exportación”.

“Hemos certificado a algunos de los productores para asegurar que la calidad cumple sobradamente con los estándares. Pero respetamos los deseos de las empresas de otros países que están interesadas en comprar productos del mercado chino de toda clase de sectores”, dijo.

Wang explicó que el Gobierno chino trata de proveer a los países con una necesidad crítica de suministros para combatir la pandemia a través de dos canales.

Uno es la ayuda oficial, centrada esencialmente en productos médicos, test del virus o kits, que ha llegado hasta ahora a ochenta países y se prevé que alcance el centenar próximamente. “El otro canal es el mercado y no tenemos restricciones a la exportación. Apoyamos y facilitamos a nuestra comunidad de negocios para que exporten a otros países, especialmente a aquellos con especiales necesidades en estos momentos, incluida España”, indicó.

Recalcó que están “preocupados por la calidad de los productos” y, por eso, han “certificado a algunos productores” para asegurar que se “cumple sobradamente con los estándares”. El responsable chino subrayó que, si surgen dificultades en la exportación, se debe contactar con las diferentes autoridades del país.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *