Esto es como Hiroshima, la mitad de la ciudad ya no existe, afirma alcalde

Un fuerte terremoto de 6.2 grados sacude la ciudad croata de Petrinja, y deja al menos siete muertos y una veintena de heridos

“Mi población ha sido completamente destruida. Tenemos niños muertos”, dijo Darinko Dumbovic, alcalde de la ciudad croata de Petrinja, al hacer un recuento de los daños por el terremoto de magnitud 6.2 que sacudió el país el martes.

“Esto es como Hiroshima. La mitad de la ciudad ya no existe”, añadió el alcalde Darinko Dumbovic, en declaraciones emitidas por la cadena de televisión HRT.

“La ciudad ha sido demolida, ya no se puede vivir allí. Necesitamos ayuda”, clamó.

“Estamos sacando a gente de los carros. Hay pánico generalizado, la gente está buscando a sus seres queridos”, añadió a la emisora N1.

Un fuerte terremoto sacudió ayer la zona central de Croacia, causando al menos siete muertos -entre ellos una niña- y una veintena de heridos. El seísmo ha agravado la ya difícil situación de los hospitales durante la pandemia de la covid-19, y dos clínicas han tenido que ser evacuadas.

A las 12:20 hora local se registró el intenso temblor de 6.2 grados de magnitud en la escala de Richter que golpeó con fuerza a la ciudad de Petrinja, a unos 50 kilómetros al sudeste de Zagreb.

Equipos de rescate, con médicos y bomberos apoyados por 130 soldados, acudieron  ayer a Petrinja, Sisak y Glina, las ciudades más afectadas, para asistir en las operaciones de rescate más urgentes.

DESTRUIDA LA MITAD DE PETRINJA

“Con tristeza informamos de los fallecidos: una niña (de 12 años) en Petrinja y cinco varones en (la aldea de) Majske Poljane”, señaló el Ministerio del Interior croata en su cuenta oficial de Twitter.

Poco después, se confirmó la muerte del organista de la iglesia de Zazine, cerca de Sisak, derrumbada.

Justo cuando el alcalde de Petrinja, Darinko Dumbovic, estaba hablando, en una entrevista al aire libre a la televisión regional N1, sobre el sismo de 5 grados ocurrido el lunes en la misma ciudad, se produjo el nuevo terremoto.

Las cámaras captaron el temblor, el pánico de los presentes y cómo caían los escombros en torno al lugar de la entrevista. “La mitad de la ciudad está derrumbada”, dijo Dumbovic poco después.

El presidente del país, Zoran Milanovic, y el primer ministro, Andrej Plenkovic, se trasladaron a los lugares más golpeados. “El centro de Petrinja es como Grozni en Chechenia. La gente está muy asustada”, señaló Milanovic.

Otra ciudad fuertemente dañada es la cercana Glina y la aldea Majske Poljane, que se ha quedado sin luz y agua potable.

“Pedimos ayuda urgente. Necesitamos todo: contenedores de alojamiento, mantas, alimentos, medicina, médicos, todo”, urgió Branka Mitic, la vicealcaldesa de Glina.

Los medios locales aseguran que hay otras aldeas destruidas a las que los equipos de rescate no habían podido llegar aún.

EVACÚAN A PACIENTES DE COVID-19

El terremoto se produjo cuando Croacia está fuertemente afectada por la segunda oleada de la pandemia del coronavirus.

Los hospitales de Petrinja y de Sisak han quedado tan dañados que tuvieron que ser evacuados.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *