Europa registra otra fecha de drama y remontadas

El Madrid anota dos goles en cinco minutos para empatar, Atalanta y Atlético reaccionan a tiempo, y los campeones de Alemania e Inglaterra no quitan el pie del acelerador

El brasileño Carlos Henrique Casemiro, con un gol en el minuto 93, evitó la debacle del Real Madrid frente al Borussia Mönchengladbach (2-2) tras jugar con fuego en un mal encuentro de una jornada de Liga de Campeones caracterizada por remontadas, drama y muchas emociones.

El Real Madrid vivió en el alambre y sólo con la salida al terreno de juego de Eden Hazard y de Luka Modric en el tramo final encontró el rumbo perdido en un choque gris, y con apenas oportunidades frente a un equipo menor que estuvo a punto de llevarse el premio gordo gracias a dos tantos de Marcus Thuram, el hijo del mítico Lilian Thuram.

Sus aciertos colocaron al cuadro germano 2-0 en el marcador para dejar a los hombres de Zidane a punto de acumular su peor racha de derrotas en sus 65 años de historia en todas las competiciones. Nunca había perdido cuatro veces seguidas y gracias al empuje final, con más corazón que cabeza, y con los tantos de Karim Benzema en el minuto 87 y de Casemiro en el 93, salvó los muebles y evitó jugar dos finales seguidas contra el Inter.

Mientras, el equipo de Antonio Conte se peleó con el gol y no pudo superar al Shakhtar (0-0) para sumar otro empate. El cuadro nerazzurri remató dos veces al larguero por medio de Nicolò Barella y de Romelu Lukaku y falló una ocasión clarísima en las botas del argentino Lautaro Martínez, que en la segunda parte mandó un balón fuera del campo cuando tenía la portería vacía. Fue el símbolo de la impotencia del Inter, que, sin puntería, se dejó dos puntos en Ucrania.

En Rusia, el Bayern Múnich no bajo el pie del acelerador y, pese a firmar un partido gris, mantiene su pleno de triunfos en la competición después de superar 1-2 al Lokomotiv de Moscú. De momento, el campeón parece infalible y con seis puntos de seis posibles en el grupo A ya empieza a saborear media clasificación. No lo tuvo fácil.

El equipo dirigido por Marko Nikolic aguantó el tipo y sacó la peor versión del Bayern, muy lejos del nivel que alcanzó ante el Atlético pero suficiente para encadenar 13 victorias consecutivas en la Liga de Campeones.

En el otro partido del grupo A, el Atlético consiguió una victoria importantísima (3-2) ante el Salzburgo con un nombre propio: Joao Félix. El jugador portugués completó un partido excepcional, hizo un doblete, mandó al poste una chilena y fue decisivo en un buen encuentro rojiblanco que se complicó inmerecidamente el choque.

Otro aspirante al título, el Manchester City, acumuló, como el Bayern y el Liverpool, su segunda victoria para hacer pleno. Pep Guardiola vio desde el banquillo como su equipo dominó casi de principio a fin el choque ante el Olympique Marsella (0-3) y dejó sin puntos a la escuadra francesa con los goles de Ferrán Torres, Ilkay Gündogan y Raheem Stearling. Un 0-3 cómodo y líder del grupo D.

En el otro partido del grupo, el Oporto tomó aire a costa del Olympiacos. Los aciertos de Fabio Vieira y de Sergio Oliveira, en la primera y en la segunda parte, respectivamente, dieron la victoria al cuadro portugués, que iguala en la segunda posición del grupo con el equipo griego.

Y en el grupo D, el Liverpool no falló para aplicar la lógica ante la “cenicienta” de los cuatro clubes en liza. Por detrás sigue el Atalanta, que vive de la voracidad del delantero colombiano Duván Zapata. Con un doblete suyo, el cuadero de Bérgamo remontó un 0-2 frente al Ajax, que se había puesto al frente en el primer tiempo.

Texto y foto: EFE / Agencias

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *