Everybody has a soul

Kinécarus Apreciación Cinematográfica

www.kinecarus.com

Vaya que son tiempos atípicos: el tapabocas es parte de nuestra vestimenta del día a día, hemos normalizado las videollamadas, el gel antibacterial es el líquido – junto con el agua- que más toca nuestras manos, los cumpleaños se hacen en vehículos, Pixar tiene su primera película en no ser estrenada en cines.… en fin, son tiempos raros.

Lo que no es raro es encontrarse con otro largometraje de esta casa de la animación con un increíble trabajo al momento de contar una historia y esa historia es “Soul”.

Ambientada en Nueva York, esta película cuenta la historia de un profesor de música que sufre un accidente antes de poder cumplir su sueño de tocar en una reconocida banda, por lo que deberá embarcarse en un viaje al más allá para volver a la vida.

Dejando aparte los cada vez más surreales niveles de animación que ha alcanzado el estudio, Soul nos cuenta una historia que aún no se había atrevido a hacer: ya nos ha contado historias sobre búsqueda, sobre reconciliación, sobre el crecer, sobre cerrar ciclos, pero… no se había adentrado a ¿cuál es nuestro propósito en la vida?

Con esta premisa, Pete Docter (Monsters Inc., Intensa-Mente, Up) nos presenta su trabajo más íntimo hasta el momento y supera por creces a los anteriores, con una estructura increíblemente existencialista permite -con el mágico proceso creativo y de storytelling de Pixar-  ponernos a pensar cuál es nuestro lugar en dónde encajamos en el mundo, dónde encontramos el sentido a la vida y en resumidas cuentas ¿para qué vivimos?

Dichas preguntas no son fáciles de responder y la película no se pone con la intención de responderlas, al contrario… nos acompaña a seguir preguntándonos el gran misterio de qué es vivir.

Película muy madura para ser de Pixar, pero a la vez tan sencilla para sentarnos y darnos cuenta que cada quien tiene un alma, cada quien tiene una vocación y cada quién tiene una misión en la vida que es precisamente eso: vivir.

Puedes ver “Soul” en Disney+ y te invitamos a leer el análisis completo en kinecarus.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *