Exhorta el IMSS a evitar Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS)

Con las intensas lluvias que han ocurrido en Yucatán y los cambios de temperatura, se corre el riesgo de que las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) aumenten en la población, advirtió el doctor Alonso Sansores Río, coordinador de Prevención y Atención a la Salud –PrevenIMSS- del Seguro Social en el Estado.

 

Las IRAS son causadas en su mayor parte por virus y duran menos de siete días. El mecanismo de transmisión generalmente es por vía aérea, como un estornudo o tos; y mediante el contacto con personas enfermas, ya sea por medio de un saludo de beso o de mano, por ejemplo.

 

Señaló que el cuadro clínico se caracteriza por fiebre, tos (aunque no siempre se presenta), obstrucción y/o secreción nasal, dolor o enrojecimiento de garganta, ronquera, dolor o secreción en oído y/o dificultad para respirar. Es importante evitar la automedicación, por lo que ante estos síntomas debe consultar o llevar a consultar al paciente con su médico.

 

Entre las y los niños, el mayor riesgo por estos padecimientos lo tienen los menores de 12 meses. La neumonía constituye la forma más grave de las IRAS y causa más del 80 por ciento de los fallecimientos. Esta complicación es causada en la mayoría de las veces por bacterias (hemófilos Influenza tipo B, neumococo, estafilococos y kliebsiella).

 

Para una correcta atención en el hogar es recomendable: tomar muchos líquidos, evitar enfriamientos bruscos; si tiene fiebre, controlarla con baños de agua tibia y acudir al médico si las molestias persisten.

 

Se exhorta a mantener las medidas preventivas como: continuar la lactancia materna exclusiva durante los primeros cuatro a seis meses de edad; vigilar el estado de nutrición de la o el niño; vacunar contra sarampión, tosferina y difteria, e infecciones invasivas por hemófilos influenza tipo B, Influenza y neumococo, de acuerdo con su esquema de vacunación.

 

De igual manera, evitar fumar cerca de las y los pequeños o en lugares cerrados; toda la familia debe consumir abundantes líquidos, frutas y verduras amarillas o anaranjadas, ricas en vitaminas A y C; mantener bien ventiladas las habitaciones, así como lavarse las manos con agua y jabón después de toser o estornudar.

 

Si usted o algún miembro de su familia presenta los síntomas mencionados con anterioridad, no dude en ir a consultar a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para evitar complicaciones a su salud o la de sus seres queridos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *