Explican motivos por los que somos violentos

Con un lenguaje crudo para denunciar la normalización de la violencia en la sociedad contemporánea, la obra “Cógeme antes del abismo” de la compañía “Perros que parecen laberinto” es una interesante propuesta escénica que se presenta esta noche y el 15 y 16 de febrero en el Foro Alternativo Rubén Chacón.

En rueda de prensa, celebrada anteayer, su director Ángel Fuentes Balam, explicó que la idea de esta obra surgió a partir de la tragedia ocurrida en Monterrey hace unos años, en la que un joven de secundaria baleó a sus compañeros y a la maestra
Se trata de buscar desde el punto de vista psicológico el origen de la violencia, ¿Cómo es posible que un niño normal se convierte en homicida y que se ponga en tela de juicio la propia moral, es un trauma o somos violentos por naturaleza? se preguntó el dramaturgo.

En la pieza, que es solo para adultos, se planteó un reto al espectador y una propuesta estética diferente siguiendo la línea de teatro de impacto, se abordó el problema de las relaciones humanas desentrañando su cualidad de estructuras de poder y competencia, los personajes portan máscaras con colores acordes a su temperamento, se relacionan de manera afectiva y erótica canalizando en ellas toda la violencia.

El argumento gira en torno a una gran fiesta que con motivo de su graduación de la escuela preparatoria se celebró a las afueras de la ciudad, y a ella asisten: Malena (Berenice Pérez), Rimbaud (Rafael Cerecedo), Compinche, (Genaro Payró) y Nube (Estela Gameros), donde en medio de un lenguaje plagado de odio, drogas y rock psicodélico ocurre una agresión sexual, y al final en la conclusión: Malena ha desaparecido.

Quince años más tarde, los tres amigos se reúnen a tomar un café y recordar el suceso, mientras que Malena anclada para siempre en su juventud, narra su vida de una manera ambigua relatando diversos episodios de violencia que a nadie más le constaron, haciendo gala de una personalidad agresiva y seductora.

Los cuatro actores que participan en la puesta en escena provienen de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY) y juegan con los colores primarios moviéndose corporalmente en la escenografía de Anahí Alonzo como fichas en un tablero al contar su específica relación, siendo el rojo la pasión, el azul poético, el blanco y el negro lo dócil y cambiante y el amarillo del apetito del placer o hedonismo.

En su primera temporada en 2017, la obra se realizó con el apoyo del Programa de Estímulo a la Creación Artística (Pecda), y después de exitosa temporada en 2018, renueva su temporada en febrero con funciones hoy 9 y los días 15 y 16 de febrero, a las ocho de la noche en el Foro Alternativo Rubén Chacón, ubicado al interior en la Ex Penitenciaría Juárez. Los boletos tienen un costo de cien pesos y estudiantes $50.

Texto y fotos: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: