Fabrica papel de una forma orgánica esta cuarentena

El reciclaje del papel supone una disminución importante de las emisiones de gases y contaminantes del agua.

Cuando piensas que se ha hecho todo en esta contingencia, siempre hay nuevas cosas que surgen y que puedes aprender. ¿Te has preguntado cómo se hace el papel? En esta ocasión, te compartiremos cómo, pero de una forma orgánica, es decir, a partir de otras hojas que no utilices. El proceso será divertido.
Esta actividad la podrás hacer en familia, pero de no ser así, debes pedir ayuda a un adulto, si eres muy pequeño. Si ya tienes edad para manejar tachuelas y una licuadora, adelante.
Para empezar, se debe conseguir materiales que muchas veces tenemos en casa y no lo sabemos. Estos son: dos marcos de fotografía de igual tamaño, una malla, un recipiente de plástico donde encajen los marcos, una sábana vieja, y papel a reutilizar. Cabe resaltar que el periódico no se recomienda, aunque si no tienes otro, puedes intentar con ese.
También necesitarás de algún objeto que te permita apretar el papel y exprimir el agua, una licuadora o mortero que te permita triturar el papel y una engrapadora o tachuelas.
Hay algunos que utilizan otras cosas, pero con esto puedes iniciar y terminar la actividad. Ya que se conocen los materiales, ahora sí, es momento de Ser Sustentable.
Lo primero será adherir la malla a los marcos fotográficos. En caso de no tener los cuadros, puedes armarlo con cuatro maderas o palitos. Habrá que improvisar. Ya listo, se coloca sobre un recipiente de plástico y se verte agua.
Tras lo anterior, es necesario que coloques los papeles reciclados en la licuadora que se comentó líneas arriba. Con un poquito de agua, para formar una mezcla pastosa, se va colocando cada pedacito de hoja. Se reitera, si eres pequeño o menor de edad, se recomienda hacerlo con un adulto o un adulto mayor, así se incluye al abuelito de la casa.
La mezcla obtenida se coloca en el traste de plástico, no sin antes poner otro poco de agua, luego la malla para para cubrirlo con la mezcla, y dejarlo escurrir por unos minutos. Tendrás que ponerle la tela vieja y con un rodillo o algo más para aplanar, lo vas compactando. Al final cuelas el papel en el sol como si fuera una playera. Cuando se seque vas desprendiendo la tela del papel y listo. Con estos sencillos pasos aprendiste una nueva técnica que puedes presumir en clase o con tus amigos y parientes.

Texto: Jesús Gómez

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *