Familia crea asociación para apoyar a vecinos de asentamientos irregulares

Anahí y Celeste A.C. actualmente recauda víveres, despensas y juguetes para que las familias puedan celebrar la Navidad

Desde hace más de 11 años que la asociación “Anahí y Celeste” A.C. se ha dedicado a apoyar a las familias de escasos recursos que viven en los asentamientos irregulares de la colonia El Roble Agrícola, con la única finalidad de que mejoren su calidad de vida.

El fundador de este proyecto, Juan Enrique Huh Sosa, señaló que ha sido un trabajo arduo poder sostener esta agrupación, que se mantiene gracias a lo que gana realizando trabajos de albañilería, plomería y pintura, que le ha permitido seguir apoyando a las más de 100 familias que viven en ese lugar.

Comentó que en su casa, ubicada en la calle 28 No.440 x 65 y 67 de esa colonia, los menores reciben asesorías de matemáticas, español e inglés, además de que se abordan temas de derechos de los niños y de los adultos mayores que imparten su esposa, sus hijas y él.

Destacó que todo lo que gana lo destina para la organización, y su esposa se encarga de administrar el dinero y preparar raciones de comida, ya que también cuentan con un comedor comunitario donde entregan hasta 100 comidas diarias.

“Nosotros no recibimos apoyo de las autoridades, sin embargo, nuestros familiares, amigos y conocidos nos ayudan con la recaudación de alimentos y despensas para poder continuar con esta noble labor”, expresó Huh Sosa.

Su conocimiento nato y su gusto por la pintura lo ha llevado a dar clases a pequeñas y pequeños, quienes acuden todos los días a este lugar bajo estrictas medidas sanitarias,para evitar que estén expuesto a posibles contagios de Covid-19, por lo que los dividen en grupos reducidos.

Gracias a las gestiones que ha realizado esta asociación, en el 2016 se logró la construcción de mil 200 casas en esos terrenos, en el que se les instaló energía eléctrica y agua potable, además de que se pavimentaron algunas calles principales.

“También nos hemos dado a la tarea de recaudar despensas y ropa para entregarla a las familias que viven en casas de cartón y lámina, y hemos llevado esta ayuda a gente de otras colonias de Mérida, principalmente del sur, que se encuentran en situación de vulnerabilidad”, aseveró.

El fundador de la asociación resaltó que con mucho esfuerzo y sacrificio han podido levantar esta asociación, pero lo ha hecho sin fines de lucro, pues les deja una gran satisfacción ayudar a quienes más lo necesitan, dado que su familia ha pasado por lo mismo.

“Gracias a Dios tengo trabajo, y eso me ha permitido poder seguir adelante con esta labor que, si bien no me dejan un beneficio económico, la satisfacción de ver la sonrisa de alguien a quien estás ayudando, es algo que no se compara con el dinero”, expresó.

Dijo que personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y el DIF Yucatán en ocasiones acuden a este lugar a realizar actividades con los infantes y jóvenes, e imparten talleres para prevenir adicciones.

Todo este trabajo que ha realizado don Juan y su familia les ha valido para recibir más de 100 reconocimientos y medallas por parte de varias empresas, universidades, televisoras nacionales e incluso del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Resaltó que actualmente están recaudando víveres, despensas y juguetes para que las familias de esta colonia puedan celebrar navidad y tengan un poco de alegría en medio de esta contingencia sanitaria.

Texto y fotos: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *