Familia orgullosa de sus orígenes mayas

Ángel y Landy inician en Motul su programa radiofónico y luego una página de noticias, donde la segunda catapulta a foña Clodo, una mestiza limpia con un sabucán lleno de cosas

Una muestra de que cuando se quiere se pueden superar los problemas y alcanzar el éxito, es la que nos ofrece la familia Chan May, que a pesar de muchas dificultades, logró mantenerse unida y en la actualidad son un referente en la comunicación, tanto en su natal Motul, como en todo el estado y más allá de las fronteras, a donde llevan a los paisanos radicados en los Estados Unidos el recuerdo de las tradiciones yucatecas y la riqueza cultural de la región, donde afirman: “hay mucho que decir y que hacer”.

Seguramente usted ha escuchado en la radio las noticias que todos los días, desde hace muchos años ofrece Ángel Chan May, informando del acontecer diario en los municipios yucatecos, y cuya imagen también se hace presente todas los fines de semana en el Programa de “Fiesta en Fiesta”, o en “Vamos a Bailar”, donde frecuentemente comparte micrófonos con su hermanita Landy, quien con su personaje Doña Clodo, se ha ganado un lugar en el gusto del público.

—Desde niños, Clodito y yo, nos divertiamos imitando en las reuniones familiares la manera en la que se comportaban los tíos Púbulo y Goya, que te mataban de risa con su estilo de hablar y más cuando discutían sin razón por cosas que no valían la pena, y sin pensarlo estos fueron los orígenes del personaje de mi hermana que poco a poco fue evolucionando con la intención de rendir un homenaje respetuoso a la mestiza yucateca, siempre arreglada y limpia y con detalles propios de las mujeres de las comunidades como su inseparable sabucán en el que siempre lleva sus documentos y hasta el tuch de sus hijos —comentó Angelito, que hace un paréntesis en su apretada agenda para llevarnos a conocer a los integrantes de su familia.

—Mi padre que ya no está con nosotros, era Agustín May Koh, el nació en la comisaría motuleña de Sacapuc, fue chófer de camiones de carga, mi madre es Manuela del Socorro May Chavarría, quien está dedicada en la actualidad a la elaboración y venta de comida casera —comentó Ángel, quien con mucho cariño recordó su niñez en la que aunque había carencias, no faltaba en cada cumpleaños el 27 de enero, la piñata, el pastel que preparaba con esmero su mamá y la comida que llevaba su tía, mientras que su papá no faltaba con los refrescos.

—La verdad es que mis papás se esmeraban por cuidarnos por que estemos bien, y lo siguieron haciendo inclusive después de que se separaron, pues siguieron tratándose con afecto, aunque ya no era la misma situación económica en casa por lo que mi mamá no dudó hasta en irse a trabajar a un hotel de Quintana Roo, donde limpiaba los cuartos, todo para sacarnos adelante —recordó.

Fue a raíz de esta situación que desde muy joven Ángel se integró a trabajar al Conafe como instructor comunitario, lo que le permitió obtener una beca para estudiar su bachillerato, y en ese tiempo tuvo la oportunidad de visitar los estudios de conocida empresa radiofónica donde conoció a José Luis Preciado.

—Le pregunté como podía hacer para que leyeran las noticias de mi municipio al aire, porque en ese entonces solo se hablaba de lo que pasaba en Mérida y le dijo que si llevaba mis notas lo haría, y fue así como todos los días viajaba a las cinco de la mañana para llegar a tiempo con mi material y que saliera en la radio —comentó nuestro entrevistado quien recordó también que en su niñez, se imaginaba que dentro del aparato de radio que estaba en casa se encontraba la persona hablando, por lo que en una ocasión se le ocurrió abrir la grabadora de sus papás para ver quién estaba allí.

Con el paso del tiempo llegó una invitación para acompañar a los reporteros de la mencionada estación, donde de mucha ayuda fueron los consejos de María José Tejero, Israel Medina y la inolvidable Claudia Chablé, que fueron sus primeros maestros en esta profesión que en la actualidad continúa con su propia estación “Radio Motul”, que llamó de esta manera como un homenaje a la memoria de la desaparecida XEYK que se llamaba de esta manera.

Fue en su estación, que ahora ha evolucionado hasta ser una prestigiosa página de noticias, donde Landy popularizó el personaje de Doña Clodo, que surgió con motivo de la visita de un político a Motul, cuando se necesitaba de alguien que entretuviera al publico mientras llegaba la hora del mitin, así es que se caracterizó y salió a contar chistes.

PADRINOS DE CLODO

Fueron el Noé “Makech” Cabrera (+) y Víctor “el Potro” Cisneros, quienes le hicieron la invitación para subirse a una tarima para actuar por primera vez, y en la actualidad este personaje es el que le ha permitido crecer a sus dos hijos María de los Ángeles y Miguel, a la vez que ya tiene hasta su pequeña empresa, al igual que sus otros dos hermanitos, Leydi del Carmen, quien después de pertenecer siete años a una congregación religiosa, dejó los votos y ahora es propietaria de una mini empresa de voceo.

Por su parte, Eduardo Agustín, el más pequeño de los hermanos, y a quien se le conoce también como el DJ Tino, cuenta con su empresa denominada Meteoro Producciones dedica a la renta de equipo de audio y tarimas. Con esta actividad ha crecido a sus hijitos Camila, Miranda y Jesús que tienen 11, 9 y 8 años de edad.

—Es una bendición el haber sabido tomar decisiones fuertes en la vida para dejar a un lado los problemas y dar prioridad a las soluciones, me siento muy feliz de que de alguna manera, haya mostrado a mis hermanitos la manera de como luchar para alcanzar sus metas y objetivos, y creo que lo han logrado —concluyó Angelito, quien fiel a su manera sencilla de ser no duda en invitarnos a su cumpleaños el próximo 27 de enero, donde no habrá piñatas como antaño, pero si unas buenas mollejitas asadas con su respectiva sopa, su platillo favorito que por supuesto, con mucho esmero le preparará su mamá Manuela.

Texto: Manuel Pool Moguel

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *