Familia pionera de la publicidad mágica

Salvador Selem Behaine, un libanés muy trabajador y creativo, es mago, incluso lo contrata el circo Atayde, realiza giras en Las Vegas y sale en un programa nacional Siempre en Domingo.

En el anecdotario del Yucatán de ayer, aún se recuerda con agrado al Mago Selem, a quien se le conocía de manera popular como “Uxul”, nombre de una marca de cigarros que se elaboraban en nuestra ciudad y que promocionaba Salvador Selem Behaine, un hombre de origen libanés muy trabajador y creativo, a quien se le recuerda recorriendo las calles y los municipios con su fotofónica, o carro anunciador e inclusive caracterizado con sombrero y huaraches para promocionar un conocido refresco de sabor naranja.

—En la década de los cuarentas se le recuerda mucho la participación del Mago Uxul, en la fiesta de Tizimin, donde como parte de la promoción de los cigarros después de su actuación proyectaba películas, es inolvidable Selem —comentó José Pool Robertos quien en ese entonces era un niño.

El equipo de PENINSULAR PUNTO MEDIO platicó con Mariana Selem Hernández, nieta del Mago Uxul, quien recordó que el gusto por la publicidad y también por la magia, tambien la heredó su padre, Salvador Selem Alam, quien para su nombre artístico invirtió sus apellidos, de modo que se le conoció como el mago Alam Selem, quien también fue parte del equipo de publicidad y propaganda de la Coca Cola, donde también trabajaba su hermana María Jesús.

Muchas personas ya mayores recuerdan que cuando niños, como parte de las visitas escolares que organizaba la embotelladora de Coca Cola a su planta ubicada en la Avenida Itzaes, y antes de finalizar, disfrutaban de la actuación del mago y prestidigitador Alam Selem, el Principe de la Ilusión, quien siempre dejaba al público asombrado por sus actos.

—Era de tal calidad su trabajo, que ademas de ser contratado por el Circo Atayde cuando llegaba a la ciudad, inclusive realizó giras a Las Vegas y en Television Nacional, en el Programa “Siempre en Domingo”, se dio “un mano a mano” con Blackaman y salió airoso con un truco de Rayo Laser —comentó en sus redes sociales Jorge Canto, quien señaló que fue el desaparecido Centro de Espectaculos Tulipanes el lugar en el que más se presentaba, mientras que Ramiro José Ancona Lara, recordó que el ayudante del mago fue su compadre, a quien conocían como el “Diablo Barrientos”.

Otra de las hazañas que logró el Mago Alam Selem, dijo Mario Alberto Rubio Saenz, fue conducir un auto convertible con los ojos vendados, haciendo el recorrido desde el Centenario hasta la Plaza Grande, recorriendo la calle 59.

En tanto, Mariana, comentó que en la actualidad se dedica a la elaboración de comida libanesa, y también a la preparación de dulces árabes, y ese gusto por la gastronomía se lo heredó a su abuelo Salvador, el Mago Uxul, quien en la década de los años cincuenta, tenia en un predio familiar, la casa de su madre Victoria Alam, ubicado en la calle 69 entre 66 y 68, un merendero familiar donde ofrecía platillos árabes a un precio de 1 peso con cincuenta centavos o 2 pesos.

Además de que por un peso, usted podía refrescarse con una cerveza bien fría y su respectiva botana, todo en un ambiente familiar elegante y distinguido, donde de acuerdo a los anuncios publicados en los periódicos de la época, su lema era “orden y moralidad”

—Mi abuela, Victoria cocinaba, y mi madre Addy allá aprendió y luego me enseñó a mi las recetas tradicionales como el Shanklis, un queso árabe elaborado con Lavin, condimentado con zaatar y especies en aceite de oliva que ya estamos ofreciendo envasado —indicó Mariana Selem. Tarda varios días en elaborarse.

Antes de finalizar, la entrevistada comenta que en la actualidad, su hermano, quien también lleva el nombre de Salvador, se encarga de la publicidad que a través de altavoces se realiza en toda la zona de mercados y alrededores, además de que continúa con el negocio de espectaculares que iniciara su padre, el Mago Alam Selem, quien falleció de un infarto el primero de marzo de 1990, a los 49 años de edad.

Texto: Manuel Pool

Foto: Cortesía de José Enrique Palma Burgos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *