Festejo a la Virgen es en caravana por la pandemia

A diferencia de otros años se opta por realizar la procesión motorizada y que, desde las casas, la gente luzca una imagen de la Patrona del país

OXKUTZCAB. “Desde el cielo una hermosa mañana, la Guadalupana…”, este cántico que hace por lo menos el 12 de diciembre detener el andar y motivar a los antorchistas quienes llegan a la parroquia en honor a la Virgen de Guadalupe, ayer no se escuchó a cada rato, como en años anteriores. Ayer, por la pandemia fue diferente, pero  fue en una caravana para que la gente desde sus casas salude a la imagen y no asistan al templo religioso.

El párroco de la iglesia San Francisco de Asís, Ricardo Ruiz Sacramento fue el organizador de la “Caravana Guadalupana”.

La idea de la Caravana Guadalupana surge para no pasar desapercibida las celebraciones marianas en honor a la virgen del Tepeyac.  El párroco dio a conocer el pasado 25 de noviembre que en la caravana estarían participando mototaxis, triciclos, camionetas y coches. Se exhortó que se mantenga la sana distancia y el uso de cubrebocas.

El sacerdote se dirigió a la comunidad católica para que saquen en las puertas de sus casas imágenes de la virgen de Guadalupe y al paso de las caravanas se demuestre el festejo y adoración a la Virgen.

Recalcó la importancia de decorar los vehículos que participan en la caravana con elementos alusivos a la Patrona de México.

La salida de la procesión motorizada fue en la estación de Ferrocarriles a las 5:30 de la tarde y de allí realizaron un recorrido en las principales calles de la ciudad. La caravana tuvo como meta el patio de la iglesia, lugar en donde se celebró un servicio religioso.

Se invitó a las familias a traer despensas para apoyar a las familias más necesitadas.

También se esperó que los antorchistas hayan demostrado su creatividad y para su promesa hayan corrido en los patios de sus casas.

Como se recordará, en la Basílica de Guadalupe en Cdmx se vieron obligados a cerrarla para evitar que vayan los peregrinos por el aumento de los contagios del coronavirus y de acuerdo a la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco Servytur) hubo pérdidas económicas de por 11 mil millones de pesos, considerando peregrinaciones y celebraciones que conlleva esta festividad religiosa, así como la compra de artículos religiosos.

Al santuario guadalupano de la capital del país llegan regularmente 10 millones de visitantes cada año y una gran parte de las visitas es por esa festividad.

Texto y foto: Bernardino Paz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *