Ganaderos yucatecos se sienten olvidados por el Gobierno de AMLO

Líderes  del sector acusan que la Federación ha retirado diversos apoyos al agro del estado, lo que ha dificultado su reactivación.

El sector ganadero de Yucatán se siente olvidado por el Gobierno Federal, ya que se retiraron diversos apoyos al campo local, lo que ha dificultado la reactivación del agro del estado tras las afectaciones que han resentido en los últimos meses a causa de la sequía, la pandemia y las inundaciones que provocaron a su paso las tormentas “Amanda” y “Cristóbal”, aseguraron líderes ganaderos en la entidad.

El presidente de la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán (Ugroy), Esteban Abraham Macari, señaló que la combinación de la temporada de sequía con la pandemia por coronavirus, resultó en una pérdida de hasta el 35% en los precios del ganado lo que les ha llevado a tocar las puertas del Gobierno del Estado y la Federación, sin embargo, por esta última no sólo no recibieron respuesta sino que ha retirado diferentes apoyos al campo lo que ha dificultado la recuperación de los productores ganaderos yucatecos. 

“Así como hemos tocado la puerta del gobernador Mauricio Vila, también hemos ido a tocar las del Gobierno Federal, tanto del presidente de la República como del secretario de Agricultura, y desgraciadamente no hemos obtenido respuesta. La verdad es que los ganaderos nos sentimos en el abandono en el tema federal, no ha habido ni un solo apoyo y además, nos han retirado los apoyos que habían, por ejemplo el arete siniiga, que es el identificador del ganado que llevan en la oreja. El Gobierno Federal subsidiaba una parte del precio de ese arete y eliminó ese subsidio, así que, un arete que nos costaba 30 pesos hoy nos cuesta 45 pesos, es decir que incrementó un 50% en plena pandemia, porque el Gobierno Federal no quiso seguir subsidiándolo”, señaló el dirigente del Oriente de Yucatán.

Indicó que lo mismo ocurrió con el Programa de Concurrencia con el que los productores tenían la posibilidad de obtener equipos de tecnología como sistemas de riego, paneles solares y maquinaria con un 50% menos de su costo, apoyo que también fue retirado por el Gobierno Federal, lo que cada día ha complicado más a los productores mantener salarios, trabajadores y hasta su propio trabajo.

Cabe señalar que con el paso de las tormentas “Amanda” y “Cristóbal”, en Yucatán se estiman daños de alrededor de 4,200 millones de pesos, y el rubro más golpeado fue el campo, ya que ha registrado la pérdida total del 85% de los cultivos de todo el estado, es decir que se perdieron 95,000 hectáreas con un valor comercial de su producción de 2,062 millones de pesos. Además, de que 9 de cada 10 personas afectadas produce para el autoconsumo y el 60% pertenece a la comunidad maya.

Respecto al apoyo perteneciente al fondo de la Confederación Nacional Ganadera (CNG), Abraham Macari aclaró que “la CNG tenía un subsidio del Gobierno Federal para poder cubrir los daños a los ganaderos cuando haya algún desastre natural, pero ese subsidio también lo quitó la Federación, por lo que con recursos propios de la CNG han ido pagando lo que se puede y no se ha podido apoyar como antes. Quiero ser muy claro en que la CNG es la que está respondiendo con los daños y no tiene nada que ver el Gobierno Federal, de hecho, se retiró el apoyo y subsidio que se daba”, aseguró el presidente de la Ugroy.

Por su parte, el presidente de la Unión Ganadera General Regional de Yucatán (Ugry), Roger Díaz Mendoza, indicó que, el tema del apoyo federal al sector ganadero es poner “el dedo en la llaga”, pues la respuesta por parte de la Federación a los productores ha sido nula.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *