Garbage ofrece “eufórico” concierto en Guadalajara

El domingo los asistentes volvieron a los años con clásicos noventeros, pero también para mirar al futuro con la nueva música de Garbage.

El cuarteto formado en Wisconsin pasó por el Teatro Diana para presentar su nuevo álbum, Strange Little Birds. Pasadas las nueve de la noche, las luces se apagaron para dar paso a la entrada de la banda. Al fondo, el escenario lució una decoración básica, apenas con la palabra “Garbage” visible, y con más énfasis en la iluminación. La expectativa por ver al cuarteto conformado por Shirley Manson en la voz, Duke Erikson, bajista, Steve Marker con la guitarra y Butch Vig en la batería hizo que los dos mil asistentes se pusieran de pie mientras sonaba “Subhuman”. “Tras I Think I’m Paranoia”, la segunda canción, vendría la primera interacción de Shirley con el público, con un lacónico: “¡Gracias!” dicho en español, para continuar de inmediato con “Stupid Girl”. En una segunda intervención, ya en inglés, la vocalista dijo: “Perdonen mi español. Es fantástico estar de nuevo en México, especialmente en Guadalajara. Me dijeron que fueron unos 10 años sin vernos. Pido disculpas por eso, también pido disculpas junto con mis compañeros por Donald Trump. Somos millones de personas las que no pensamos como él”.

Temas como “Blood for Poppies”, “The Trick Is to Keep Breathing” y “Sex Is Not the Enemy” prosiguieron en el repertorio, con la gente aún de pie, muestra de buen recibimiento de los asistentes. Coreando prácticamente cada tema, el público aplaudió tanto los clásicos como las canciones del nuevo disco, el sexto en la historia del grupo.

Para concluir el concierto, Garbage interpretó “Sometimes”, “#1 Crush” y “Empty” en el encore. La cantante Renée Mooi fue la encargada de abrir el concierto, con un espectáculo de 30 minutos.

– El Informador

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *