Gobierno del Estado compraría vacunas anticovid

El titular del Ejecutivo estatal destinaría 80 millones de pesos para la adquisición de más dosis contra el coronavirus

El gobernador Mauricio Vila Dosal anunció la posibilidad de destinar una bolsa de 80 millones de pesos para la adquisición de vacunas contra el COVID-19, y de esta manera acelerar el proceso de inmunización, que deberá de concluir para toda la población en el mes de marzo de 2022, de acuerdo a lo establecido por la federación.

Sin embargo, el mandatario aclaró que por ahora es compleja esta posibilidad porque hay gran demanda de vacunas por parte de los gobiernos del mundo, de modo que en este momento no se podría definir cuál sería la vacuna que se podría adquirir y su costo.

A manera de ejemplo, dijo que la vacuna de Moderna se cotiza en 40 dólares, mientras que la CanSino cuesta dos dólares.

En este sentido, Vila Dosal manifestó que su gobierno ya ha entablado comunicación con varias farmacéuticas y en el caso de CanSino recalcó que no se han definido tiempos para surtir, pues tampoco ha sido aprobada su vacuna.

En cuanto a la vacuna Pfizer-BioNTech, de las que se recibirán tres envíos, el último el 1 de febrero, para hacer un total de 27 mil 300 dosis, el titular del Ejecutivo estatal recordó que este biológico solo tiene 5 horas de vida después se sacarse de la refrigeración, de entre 2 a 8 grados Celsius, y que la empresa fabricante no está en condiciones de surtir hasta octubre, lo mismo que la de AstraZeneca, pero que se estará a la espera del momento oportuno para hacer las compras que se efectuarían en cumplimiento con las reglas de operación que expida el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

La primera vacunada

Estas declaraciones se dieron en el marco de una improvisada rueda de prensa en la que Vila Dosal detalló cómo fue la logística de distribución de las 9 mil 750 dosis que el pasado martes llegaron a Mérida, y cuántas dosis se entregaron en cada uno de los 16 hospitales y clínicas en el estado.

Recordó que fue a partir de las 8 de la mañana cuando comenzó la vacunación contra el COVID-19 en el Hospital Agustín O’Horán, donde la primera en recibir su antídoto fue la enfermera María Andrea Cauich y posteriormente tuvo su turno al enfermero Pedro Pablo Chel.

En ambos casos, el gobernador destacó el compromiso, trabajo y sacrificio que llevó a estos trabajadores a mantenerse en el área coronavirus, a pesar de que la fémina tenía una comorbilidad y podía solicitar licencia, pero no lo hizo, mientras que el varón se contagió y aún así regresó a la misma área, aunque se le ofreció otra de menor riesgo.

En total, se entregaron mil 950 vacunas al Hospital O’Horán, mil 800 al Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, mil 300 al Ignacio García Tellez del IMSS (T 1), 975 al Regional del ISSSTE, 975 al UMAE, y 800 al Benito Juárez, también del Seguro Social.

Paquetes de 200 vacunas se entregaron al Centro de Atención Temporal Covid del Siglo XXI, el Hospital Militar Regional, el Hospital San Carlos de Tizimín y el IMSS rural en Oxkutzcab, mientras que para el Hospital General de Tekax se enviaron 275 vacunas.

Para el Centro de Atención Provisional instalado en Valladolid se destinaron 400 dosis, mientras que a las unidades del IMSS rural en Acanceh, Izamal y Maxcanú se entregaron paquetes con un centenar de la vacuna.

En la rueda de prensa Vila Dosal destacó que en dos semanas se aplicará el inmunizante a otro tipo de personal de salud y a partir de febrero iniciará la aplicación de la vacuna a los adultos mayores. Primero a los de 80 y más, luego a los de 70 y más , los de 60 y así hasta terminar con todos ellos en abril de este año.

La logística de vacunación, resguardo y seguridad, dijo, está a cargo del personal militar encabezado por el comandante de la X Región Militar, general de División Víctor Hugo Aguirre Serna; del comandante de la 32 zona militar, el general de Brigada Diplomado de Estado Mayor Francisco Miguel Aranda Gutiérrez, mientras que la Coordinación Estatal para la Vacunación COVID-19 está a cargo del capitán de Corbeta Carlos Gómez Montes de Oca.

Asimismo, el mandatario recalcó que existe el interés de las instituciones de salud estatales en coadyuvar para que el proceso se realice de manera más rápida y eficiente.

Cabe mencionar que tras la aplicación de la vacuna, el protocolo establece una espera de media hora para detectar cualquier reacción, y de ser así, hacer el reporte correspondiente.

Para los trabajadores de la salud a quienes se aplica en estos días el biológico, la segunda dosis les corresponderá a partir del 15 de febrero.

“El camino es largo, por lo que no debemos de bajar la guardia, pero hoy es un gran día para Yucatán y México”, destacó al hacer alusión al inicio de la vacunación en la entidad y en todo el país de manera simultánea.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *