Gobierno del Estado e iniciativa privada se unen para apoyar a damnificados

Familias yucatecas que han resentido el impacto de la inactividad económica generada por la pandemia del coronavirus y las afectaciones ocasionadas por el paso de las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal” por el territorio estatal recibieron 5,000 paquetes alimentarios, resultado de la alianza solidaria entre el Gobierno del Estado y el Grupo Salinas. 

Cumpliendo con los protocolos sanitarios correspondientes, el gobernador Mauricio Vila Dosal y la presidenta de los Consejos Consultivos de Grupo Salinas, Ninfa Salinas Sada, realizaron la entrega simbólica de estos apoyos, los cuales en su mayoría fueron distribuidos mediante unos vales canjeables en una conocida cadena de tiendas de abarrotes del estado y otra parte con entrega directa hasta los domicilios de las familias beneficiadas llegaron a habitantes de los municipios de Cansahcab, Chumayel, Seyé, Sudzal y Sotuta, así como las comunidades de Sudzal Chico, Ayim y López Portillo pertenecientes a Tekax. 

En representación de las familias apoyadas, María Concepción Manzanero, María Cristina Chan Dzib, Guadalupe Dzul Cano, María Pech Noh, Noemi Chuc Baas, Filomena Bolívar Chan, Modesta Ek Balam, Mirna Herrera Gorrea, Matilde Chuc y Nicolás Chin Tzic, habitantes de Seyé y Sudzal, recibieron sus apoyos alimentarios.

Acompañado de la directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Yucatán, María Cristina Castillo Espinosa, Mauricio Vila Dosal agradeció el apoyo que Grupo Salinas está brindando a las familias de Yucatán a través de la suma de esfuerzos entre sociedad y Gobierno.

Desde el Centro Internacional de Congresos (CIC) de esta ciudad, el Gobernador recordó que en el estado desafortunadamente a la pandemia mundial se le sumó el paso de 2 tormentas tropicales, lo que provocó que en 4 días cayera el 44% de lluvias que se tienen en todo el año y esto dejó 75 de los 106 municipios declarados como zona de desastre.

—Lamentablemente, muchas viviendas fueron dañadas, estamos hablando de que el 85% de los cultivos en Yucatán fue pérdida total y aquí muchas de las milpas son para autoconsumo —explicó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *