Golden Ticket en Miami

Santiago Pell

santiagopell2105@gmail.com

El Miami Open este año (al no haberse podido llevar a cabo Indian Wells) es el primer Masters 1000 de la temporada y en este no jugarán de los tres jugadores más temidos de todo el circuito. Tanto Novak Djokovic, como Rafael Nadal y Roger Federer, se han bajado de este Abierto por diferentes tipos de causas. El número uno del mundo, que se adjudicó recientemente el Australian Open (primer Grand Slam del año), ha comentado que desde su corona en Melbourne ha decidido pasar más tiempo con su familia y encontrar el equilibrio necesario en su hogar. Por su parte, el mallorquín comenta que se inclinó por no participar en dicho certamen para concentrarse en los próximos torneos de polvo de ladrillo; mientras que Su Majestad, luego de su breve aparición en Doha, dice que no debe excederse con su físico y prefiere continuar dándole reposo y pronta recuperación a su rodilla que pasó por cirugía meses atrás.

¿Es una pena? Bueno, el diamante siempre tendrá varias caras que mirarle. Si me preguntan (y probablemente a cualquier amante del tenis): “¿te gustaría ver a estas tres leyendas en la cancha?”, la respuesta sería bastante obvia. En especial sabiendo que con ellos y gracias a ellos, probablemente hemos pasado por la época con mayor nivel de tenis en la historia, además de que en definitiva ¡no se están haciendo más jóvenes! Y hay que aprovecharlos al máximo.

Sin embargo, le veo el lado bueno (por así decirlo). Las estrellas emergentes y jóvenes promesas del circuito podrán contar con una mayor posibilidad de hacerse de un título de altísimo nivel. Recordemos que los certámenes de categoría Masters 1000 son los (como muchos dicen) “Grand Slams pequeños”. Es una realidad y no cuesta trabajo admitirlo, al no estar Rafa, Nole y Roger, los demás obtienen inmediatamente una mayor oportunidad de ganar el torneo.

Me encantaría ver a Sascha Zverev volver a ganar un Masters, que Stefanos Tsitsipas ganara su primero, que Rublev diera el salto de las coronas de ATP 500, que Berrettini demostrara el tenis que mostró en la pasada ATP Cup; también me gustaría que Ugo Humbert mostrara su protagonismo, que Jannik Sinner (uno de mis actuales jugadores favoritos) comience a acostumbrarse de una vez a obtener estos títulos; y que Sonego, Lloyd Harris, Lorenzo Musetti y muchos otros jugadores aprovecharan este Golden Ticket que el Miami Open les está ofreciendo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *