Guadalupe…

Hermosa! Reina de América.. Como seda fina lo que se escribe en la piel al ir pisando sus terrenos. Inexplicable! Único! Puro sentimiento. Esa mirada tan limpia y dulce, esa pureza, no más poner un pie cerca de Guadalupe el alma se engrandece. Bella! No hay palabras para simplemente describir tantas emociones, el llanto en la respiraciòn, las pestañas húmedas, el canto a la vida… Hermosa! Tan amada! Tan querida!

Cada estadía en México es un honor y un placer inmenso visitarla. Hoy más que nunca, muy emotivo, muy sentido. Gracias, Señora, a sus pies quedan los rezos, los besos, el agradecimiento, y sobre todo una peticiòn tan especial, acariciada en ilusiòn y esperanza, Guadalupe, siempre tan hondo y puro visitarla, acà en México se quedan las oraciones y el tremendo honor de estar allí, tan cerca. Tan cerca.

Madre, gracias!

Para mi amado México, y mis amigos mexicanos
Para Luis Carrasco y su familia, muy presentes hoy en el pensamiento, con todo mi corazón

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *