Hepatitis, principal causa de muerte en el mundo

La hepatitis viral se ha convertido en la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo, matando a más personas en un año que el sida, la tuberculosis o la malaria, de acuerdon con una estudio cientí­fico sobre el tema. Las muertes por infección, enfermedad hepática y cáncer causados por el letal virus se incrementaron en un 63 por ciento de 890 mil casos en 1990 a 1.45 millones en 2013, según una revisión de los datos proporcionados en 183 paí­ses. En comparación, en 2013 se re- gistraron 1.3 millones de muertes por el Sí­ndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida), 1.4 millones de tuberculosis y 855 mil de malaria, según el informe publicado en la revista médica The Lancet. “Mientras que las muertes por muchas enfermedades infecciosas tales como la tuberculosis y la malaria han caí­do desde 1990, las muertes por hepatitis han aumentado”, señaló Graham Cooke, del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres.

La hepatitis es una in amación del hí­gado, a menudo causada por un virus, pero a veces por abuso de drogas o alcohol, y otras infecciones, o enfermedades autoinmunes.

Tipos y sí­ntomas 

Hay cinco tipos principales, co- nocidoscomoA,B,C,DyE.

Los sí­ntomas incluyen fatiga, ictericia y náuseas, sin embargo, en muchas personas la infección es asintomática y, por lo tanto, una persona puede no saber que está infectada hasta que se desarrollan complicaciones graves.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los tipos A y E se transmiten normalmente a través de alimentos o agua contaminados, mientras que B, C y D usualmente se debe a contacto con los uidos corporales de una persona infectada.

Tratamientos fuera del alcance

Se estima que un 95 por ciento de las personas son conscientes de su infección, aunque el tratamiento de la hepatitis B y C puede prevenir el desarrollo de la enfermedad hepática crónica.

El 96 por ciento de las muertes por hepatitis contados en la revisión fueron causadas por los tipos B y C, según los investigadores. La mayorí­a de las muertes ocurrieron en el este y el sur de Asia.

“Tenemos herramientas a nuestra disposición para tratar esta enfermedad, tenemos vacunas contra la hepatitis A y B y tenemos nuevos tratamientos para la C”, para el cual no existe una vacuna, sostuvo Cooke. “Sin embargo, el precio de los nuevos medicamentos está fuera del alcance de cualquier paí­s ricos o pobres”.

El estudio, codirigido por cientí­ficos del Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, en- contró que las muertes por la hepatitis viral fueron mayores en los paí­ses de altos y medianos ingresos queenlospaí­sesdebajosingresos.- Notimex 

 

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *