Heroismo y deber para salvar a un depresivo

Una vez más, los bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) demostraron que no están únicamente para apagar fuego y arriesgaron su vida para salvar a un ciudadano, que en estado de ebriedad, atentaba contra su vida intentando arrojarse desde una torre de alta tensión de la CFE.

Esto ocurrió el domingo poco después de las siete de la noche en la calle 52 x 83 y 85 de la colonia Adolfo López Mateos, donde se pudo averiguar que Daniel L. Y.de 20 años de edad decidió subirse a la torre luego de discutir con su mujer y, a pesar de que sus familiares le pedían que se bajara, no accedió, por lo que llamaron a los cuerpos de emergencia.

Al arribar los bomberos se subieron a la misma torre, Ramón Ontiveros Miranda, Manuel Montoya Caamal y Lázaro Castillo Piste, quienes realizaron una intensa labor de convencimiento para que Daniel se bajara.

Hubo momentos de tensión cuando el sujeto empezó a subirse más y casi llega a los cables de alta tensión, lo que motivó los gritos de sus familiares que se encontraban en el lugar, entre ellos su madre y otro que le gritaba que no cometa la locura que él hizo, ya que hace aproximadamente 8 años uno de sus parientes igual tomó la misma actitud y también fueron los bomberos los que lo rescataron.

De hecho para acceder a bajarse pidió que se retiraran las patrullas de la policía municipal y estatal que estaban en el lugar y que no quería ver a nadie más que a los bomberos. Luego de más de una hora lograron tenerlo sano y salvo en tierra firme.

Texto y foto: Isauro Chi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *