Houston para todos

Armando Escalante
Periodista y analista político

La retención en bodegas, el férreo control y ocultamiento de millones de dosis de vacunas ordenado por Manuel López demoran la recuperación de la economía y hacen que miles de mexicanos —con posibilidades y recursos—, se vean obligados a proteger sus vidas y las vidas de sus familias, viajando a EE.UU. a prevenirse del coronavirus.

En cualquier farmacia, en la puerta de un supermercado, desde luego en todos los hospitales, se están inyectando a todos los que así lo quieran con solo presentar como requisito… el deseo y la intención de querer vacunarse. Prácticamente nada se pregunta o cuestiona.

El éxodo masivo de mexicanos pero en particular de vecinos de los tres estados de la Península, es público y notorio, en especial saliendo desde los aeropuertos de Cancún, Mérida y Ciudad de Mėxico.

La enorme demanda de asientos para volar a Houston ocasionó que United Airlines en Mérida regularice primero sus vuelos diarios desde esta capital y que ahora aumente la frecuencia a dos salidas diarias, un hecho sin precedente en períodos fuera de vacaciones. No es por otra cosa que por miles de meridanos que están llenando los 2,500 asientos actuales al mes que ofrece la aerolínea y que se ampliará a más de 3,000 el mes que entra.

Solo una mente perversa como la de amlo puede seguir dejando en bodega millones de dosis, negándoselas a los médicos y a todo el personal de hospitales y clínicas privadas y a la vez, impidiendo que los gobernadores organicen su aplicación masiva. No se deja ayudar y mientras perjudica a los mexicanos.

La ruta MID a IAH permitirá proteger a más de 2,000 vidas cada semana… vidas a las que la “Cuarta Transformación” les negó el derecho a vacunarse. Mauricio Vila dio a conocer que este aumento en la frecuencia de vuelos obedece a la creciente reactivación económica, sin duda es una gran noticia pero no es solo por eso; no lo dirá jamás pero la realidad es la fuerte demanda de boletos de mexicanos y sobretodo de yucatecos, para vacunarse en Houston. Esa es la verdadera causa por la que United amplió su frecuencia.

Miles de mexicanos se van diario desde Cancún, Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y otras muchas ciudades a los EEUU, donde al llegar, los oficiales de migración les preguntan coloquialmente ¿a qué hora les toca su vacuna? de lo evidente que se ha vuelto este asunto.

Ojalá que más vidas puedan protegerse porque lamentablemente, en este país, la vacunación llevará más de un año o dos, para alcanzar cuando menos a 100 millones de personas. Será gracias a esa facilidad del vecino país que lograremos salir adelante. Houston, ya no tenemos un problema.

El xix.— Parece una campaña de menesterosos: compiten por ver quién logra menos impacto, escasean las propuestas; la mayoría —evidentemente– no tiene dinero ni nada que haga que los votantes se emocionen. Salvo el favorito, algunas candidaturas dan pena, otras dan lástima y unas más de plano solo causan risa. ¿Cómo piensan lograr que los ciudadanos se presenten a las urnas? Las encuestas suponen que la gente saldrá como de costumbre, pero así, sin dinero, tengo mis dudas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *