Huachicoleo en el mar: Piden detener la pesca furtiva

La pesca ilegal o pesca furtiva es una actividad que de manera clandestina saquea los mares atrapando especies protegidas por vedas parciales o temporales, esto según señalan pescadores del puerto de Progreso se ha convertido en el “huachicoleo” del mar.

De manera similar como ocurre con los combustibles que son extraídos ilegalmente, la problemática no es solo el robo sino los propios comercios que compran este producto de procedencia ilícita solo por ser más barato.

Según comentó José Luis Carrillo Galaz, empresario pesquero, en el litoral yucateco hay cerca de 12 mil pescadores en listas; sin embargo se sabe de al menos 3 mil que operan de forma informal, así como de plantas de producción de las cuales solo 23 están debidamente certificadas. Además, hay cerca de 5 mil embarcaciones menores que se hacen a la mar en busca de producto.

Con estas cifras el empresario pesquero dejó ver que así como hay demasiada competencia, muchos de estos pescadores no obtienen los papeles o clonan permisos y libretas de mar.

La pesca furtiva solo es una parte del problema pues se involucra todo un sistema que incluye a inspectores, dueños de congeladoras y restaurantes, entre otros, quienes promueven el furtivismo al comprar el producto de procedencia ilegal.

Carrillo Galaz manifestó que le problema con el furtivo ya ha llegado a ser “piratería moderna”, ya que los que practicaban el furtivismo ya no solo depredan especies sino que ahora andan armados robando y asaltando en altamar, quitándoles a pescadores los motores de sus lanchas, artes de pesca y producto del mar.

Respecto a lo anterior, recordó que hace 3 años hubo un incidente con piratas modernos, en el que un pescador perdió un brazo tras un enfrentamiento que involucró armas de fuego en altamar.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *