Humberto Acevedo, toda una vida detrás de la noticia

Con casi 30 años en el medio, este apasionado de la información es el encargado de que la edición impresa de Peninsular Punto Medio cuente con un contenido de calidad, con información oportuna, veraz y confiable.

Nuestra casa editorial cumple 11 años de labores y en todo este tiempo, de gran importancia ha sido la colaboración de valiosos periodistas que han aportado su experiencia para que Peninsular Punto Medio logre llegar hasta el sitio que hoy ocupa en la preferencia de los lectores.

En esta entrega les presentaremos al encargado de que nuestra edición impresa cuente con un contenido de calidad, con información oportuna, veraz y confiable. Hablamos de don Humberto Acevedo Manzanilla, un apasionado de la información, quien por cierto en marzo del 2021 cumplirá 30 años en el ejercicio periodístico.

Nacido cerca de la esquina de “La Sombra”, en la calle 52 por 45 del barrio de Santa Ana, cerca de Paseo de Montejo, desde niño soñaba con ser maestro y trabajar en algún medio de comunicación. A manera de anécdota, relata que a la hora del recreo, en el patio de la escuela, juntaba a sus compañeritos de la primaria para jugar “a que los entrevistaba”.

“Cargaba yo una especie de maleta que era mi cámara de televisión, hacíamos nuestras transmisiones y entrevistas, más adelante, ya en la secundaria y posteriormente en el bachillerato elaboré una especie de gacetillas contando cosas chuscas, al tiempo que hacíamos grabaciones a imitación de una radiodifusora, creo que desde entonces he traído ese gusto por el periodismo”, comentó el ahora jefe de Redacción de Peninsular Punto Medio.

Apasionado de la lectura y de visitar los sitios arqueológicos mayas, y tras sus estudios de Programador Analista, el joven Humberto no tuvo mayores problemas para incorporarse en 1991 al equipo del desaparecido “Diario del Sureste”, que fue el alma máter de muchos periodistas de prestigio en la actualidad, y que le permitió apenas dos años después vivir uno de los momentos más satisfactorios en su carrera: dar cobertura a la visita del papa Juan Pablo II, los días 11 y 12 de agosto de 1993.

“Fue un acontecimiento que cimbró a la sociedad, a la Península, al país, y yo, gracias a esta profesión, como reportero tuve la oportunidad de estar cerca del personaje. Ese fue uno de tantos momentos gratos en esta trayectoria en la que he tenido oportunidad de entrevistar a muchos personajes de la política, la iniciativa privada, iglesia, del mundo de los espectáculos como a don Armando Manzanero, entre otros, y al recordado Héctor Herrera “Cholo”, y por supuesto del deporte”, recordó.

Algo que caracteriza a don Humberto es siempre tener el interés de estar a la vanguardia en conocimientos y habilidades para desempeñar su labor diaria, que tanto le apasiona y que ejerce con la convicción de que nunca podría renunciar a ella.

“Como todo, hay días buenos y malos, pero el oficio sin duda es muy gratificante, nos permite tener un panorama que no todos los profesionistas pueden tener, ya que abordas un variopinto grupo de temas, lo que  es parte de nuestra labor para dar información”, dijo.

Y es de reconocer que teniendo bajo su responsabilidad algo tan delicado como lo es la jefatura de Redacción de Peninsular Punto Medio, en muchas ocasiones es el último en retirarse a casa, hasta verificar, junto con el jefe de Diseño, Ricardo Bobadilla, que todo esté correcto y que usted pueda tener entre sus manos información veraz, confiable y oportuna.

“Actualmente, la tecnología juega un papel importantísimo, la información corre, ya no con velocidades de horas o días, sino de segundos; en tiempo real se dan a conocer los hechos y eso conlleva a una mayor responsabilidad de quienes difundimos la información, porque hay que investigar y verificar el origen de la misma, como es nuestro compromiso con el lector en el caso específico de Peninsular Punto Medio, tanto en su versión impresa como digital”, recalcó don Humberto, quien consideró que este esfuerzo periodístico que continúa la familia Buenfil, ya ha entrado en una etapa de consolidación.

“Para mí es gratificante estar en la calle o en algún punto y si te ven con el uniforme no falta quien comente que compra o lee el periódico o que lo recibe de manera digital en su celular o computadora, y qué decir cuando jóvenes que cursan licenciaturas en Comunicación y Periodismo nos comentan que toman como referencia en sus clases el contenido de Peninsular Punto Medio”, resaltó.

Finalmente, sobre la información generada en las redes sociales, el entrevistado destacó la importancia de que la gente se informe de manera adecuada con notas generadas en sitios web y cuentas de redes sociales confiables y reconocidas, y sobre todo cotejar con otras fuentes. “No cualquier cosa en redes sociales es noticia, sobre todo si viene de sitios o cuentas poco confiables, las notas falsas están a la orden del día y dañan y confunden al lector, más en estos tiempos de crisis”, concluyó.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *