Impresionistas: De Manet hasta Cézanne

La exposición es una introducción “clara y agradable” al impresionismo y post impresionismo, así como un homenaje al industrial y coleccionista de arte británico Samuel Courtauld

La National Gallery de Londres inauguró ayer una muestra de arte impresionista centrada en la rica colección del museo londinense Courtauld, que constituye una “introducción clara y agradable” a esa corriente artística, según los organizadores.

“Courtauld Impressionists: From Manet to Cézanne”, que estará abierta al público del 17 de septiembre al 20 de enero, permitirá contemplar unas obras que habrían quedado de otra forma ocultas a la vista del público durante el cierre temporal de la galería londinense Courtauld, que ha iniciado un proyecto de transformación.

La muestra pretende ser asimismo un homenaje por parte de la National Gallery al industrial y coleccionista de arte británico Samuel Courtauld (1876-1947), que fundó el museo que lleva su nombre en la década de 1930 y cedió parte de su colección de pinturas al morir.

Entre las obras mostradas destacan “El Palco” (1874) de Renoir, “Los jugadores de cartas” (de entre 1892 y 1896) de Cézanne, “Un bar del Folies-Bergère” (1882) de Manet y “Mujer con polvera” (1888-90), de Seurat.

“Es un honor poder contar en el museo con obras tan especiales como ‘Un bar del Folies-Bergère’. En la National Gallery nos sentimos muy afortunados por ello”, reconoció a Efe la comisaria Anne Robbins.

Según explicó la responsable de la exhibición, esta muestra “constituye una introducción clara y agradable al impresionismo y post impresionismo, dos de los movimientos más esenciales y queridos de la historia del arte”.

“También es un homenaje a Samuel Courtauld, quien trabajó incansablemente para lograr una comprensión y apreciación adecuadas de la pintura moderna, con un enfoque único del arte”, agregó la responsable de la exhibición.

La muestra, formada por cerca de 40 pinturas, se centra alrededor de las piezas cedidas por la Courtauld Gallery, que permanecerá cerrada por reformas durante al menos dos años, de acuerdo con un comunicado emitido por la institución.

Algunas de sus obras más relevantes se encuentran ahora en esta exposición de la National Gallery, que está ordenada cronológicamente en doce secciones y traza el desarrollo de la pintura francesa moderna desde la década de 1860 hasta el siglo XX a través de artistas clave como Daumier, Manet, Renoir, Cézanne, Seurat y Bonnard.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: