Impuesto a la Movilidad genera malestar en transportistas

Muy bien recibida fue la noticia de que el gobernador Mauricio Vila Dosal decidió dar marcha atrás al cobro del 8 por ciento por concepto del derecho por la infraestructura tecnológica en materia de seguridad pública, que se pretendía realizar a través de los recibos de la CFE, sin embargo, este es solo uno de los gravámenes de un paquete que incluye cobrar a los transportistas de carga una cantidad para circular por la ciudad, lo cual impacta directamente el costo de los productos, y esto lo termina pagando el consumidor final.

Se trata del llamado “Impuesto a la Movilidad”, que, explicó el subdelegado de carga en Yucatán de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas A.C. (Amotac), Gabriel Uribe Ríos, se aplicará hasta a camionetas privadas de 3 toneladas, así tengan placas estatales o del Servicio Público Federal, las cuales en la actualidad no pagan cantidad alguna por transitar en la ciudad.

“Nos referimos a la camioneta que, por ejemplo, usan los de la central de abasto o el llantero, a cuyos dueños ya están exhortando a que tramiten su permiso en la SSP, que es la que regula rutas, zonas y horarios, y a que acudan a la Secretaría de Finanzas a que paguen por día o por año”, detalló el entrevistado, quien refiere que a los vehículos de 3 toneladas le cobrarán 590 pesos por día.

“Apenas transcurran los 30 días hábiles desde que se aprobó, se comenzará a aplicar a rajatabla el paquete fiscal con respecto a los permisos de movilidad, que antes eran un derecho para entrar a la ciudad y que aplicaba para camiones de los llamados rabones de 10 toneladas, los tórton que llevan 18 toneladas, para volquete y tráiler que pagaban por día 506 pesos, pero en enero aumentó 203 pesos, es decir que ahora pagan 709, sin distinción, pero esto es temporal porque vamos a pagar más”, dijo el dirigente.

Según informó Uribe Ríos, los nuevos precios que entrarán en vigor al finalizar el plazo antes señalado, son:

Las camionetas de tres toneladas pagarán 590 pesos por día, el rabón mil 050 pesos, el tórton mil 260 pesos y el tráiler mil 700 pesos por día, pero también hay otra opción que a manera de “ayuda” se les ha planteado por parte del director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial, Aref Miguel Karam Espósitos, que paguen de manera anual por el permiso, que para un tórton cuesta aproximadamente 25 mil pesos y 31 mil pesos para un tráiler

“El director nos dice que pagando esas cantidades no vamos a tener problemas con rutas, zonas y horarios, y que se le llama impuesto de movilidad porque es para todo el estado, entonces resulta que no es problema de regulación de tránsito, sino de recaudación de ingresos”, subrayó.

Por su parte Renán Rodríguez Canepa, observador nacional de Amotac, recalcó que por ese permiso de movilidad anual, vehículos de servicio particular y de empresas refresqueras y cerveceras pagarán solo el 40 por ciento, lo cual criticó es una injusticia, ya que muchos de sus compañeros que tienen placas federales, no tienen trabajo constante para reunir el pago anual.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Manuel Pool / Luis Payán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *