Indígenas rechazan dialogar con Moreno

Los disturbios en Ecuador por la eliminación de los subsidios a los combustibles llegaron el viernes a niveles inusitados desde que comenzaron hace nueve días, por lo que los indígenas que dirigen la movilización rechazaron el ofrecimiento del presidente, Lenín Moreno, de sentarse a dialogar.

Los alrededores de la Asamblea Nacional volvieron a ser el centro de los enfrentamientos entre la Policía y los miles de miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) llegados a la capital desde distintos puntos del país con la intención de tomar las sedes de los poderes del Estado.

Para esta jornada se habían reforzado en número con la llegada a Quito de grupos de la región amazónica del país, la más lejana a la ciudad.

Desde antes del mediodía y hasta entrada la noche, las escaramuzas se sucedieron en el centro de la ciudad, que volvió a ser el escenario de la tensión tras la improvisada tregua del jueves por el funeral de Inocencio Tacumbi, líder indígena fallecido durante las protestas que ya se han cobrado al menos cuatro vidas. Se registraron heridos por ambos bandos, sin que ninguna autoridad ofrezca todavía una cifra concreta que se sume a los cientos de lesionados que se registraron en los días pasados.

Hasta en dos ocasiones las fuerzas de seguridad llenaron de gas lacrimógeno los exteriores de la sede del Poder Legislativo ecuatoriano, lo que provocó estampidas de los manifestantes, que respondieron con cócteles molotov y lanzacohetes caseros hechos con un tubo y artefactos pirotécnicos. En la primera, las fuerzas de seguridad mantuvieron a raya a los indígenas y horas después hubo aparentemente un acuerdo para que estos se acercasen y rodeasen de manera pacífica la Asamblea, lo que fue considerado como una victoria histórica por sus dirigentes. Así, los manifestantes llegaron a concentrarse de manera multitudinaria a escasos metros del Legislativo pero los policías volvieron a la carga y convirtieron la plaza en una gran nube de gas lacrimógeno.

Antes de ese segundo episodio, Moreno ofreció por primera vez desde que se inició este conflicto diálogo a los indígenas para tratar directamente el decreto 883 que eliminó los subsidios a los combustibles. La respuesta de la Conaie no se hizo esperar y anticipó que no se sentará a conversar ni siquiera con el presidente si antes no repone los subsidios.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *