Indignación y furia en Estados Unidos por indulto a amigo de Trump

El consultor del presidente estadounidense, Roger Stone, debía entrar en prisión la próxima semana por mentir al Congreso en la trama rusa.

Los demócratas investigarán los motivos y circunstancias que llevaron al presidente de EU, Donald Trump, a conmutar el viernes la condena de su amigo y exasesor Roger Stone, lo que evita que ingrese en prisión el próximo martes como estaba previsto.

Dos comités de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, pedirán a los servicios legales de la Casa Blanca que les informen de las circunstancias que llevaron a conmutar la pena a Stone y, además, reclamarán al Departamento de Justicia los documentos relacionados con el caso.

Asimismo, ayer sábado, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, adelantó que su partido propondrá cambios legislativos para limitar el poder del jefe del Estado para conmutar condenas.

“El Congreso tomará medidas para evitar este tipo de descaradas irregularidades. Se necesita legislación para garantizar que ningún presidente pueda perdonar o conmutar la condena de una persona que ha participado en una campaña de encubrimiento para proteger a ese presidente del enjuiciamiento penal”, anunció Pelosi en un comunicado.

Pelosi, la demócrata de mayor rango en Washington, consideró que la decisión del mandatario es “un acto de asombrosa corrupción”.

Por su parte, el exvicepresidente Joe Biden, virtual candidato demócrata para las elecciones de noviembre, consideró que el presidente ha vuelto a “abusar de su poder” e invitó a los estadounidenses a “hacer oír su voz” en las urnas.

Stone, de 67 años, había sido condenado en febrero pasado a 3 años y 4 meses de cárcel en el marco de la investigación sobre la llamada trama rusa; pero el viernes a última hora Trump conmutó su condena al considerar que su amigo era inocente y había sido “víctima” de persecución política.

Ayer, el mandatario insistió en esa idea y dijo en Twitter: “Roger Stone fue el blanco de una caza de brujas ilegal que nunca debería haber tenido lugar”.

En el Partido Republicano, al que pertenece el mandatario, la reacción ha sido de silencio o respaldo. El único que alzó la voz fue el senador por Utah Mitt Romney, muy crítico con Trump y que fue el candidato republicano a las elecciones de 2012, cuando perdió frente al expresidente Barack Obama (2009-2017).

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *