IMSS llama a personas que han padecido Covid-19 a donar plasma

A partir de este líquido, que se obtiene de la sangre, se puede ayudar a pacientes que presentan cuadros críticos de coronavirus

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hace un llamado a las personas recuperadas de COVID-19 para que acudan, de forma altruista, a donar plasma a los Bancos de Sangre, ya que este elemento puede ayudar a pacientes que presentan cuadros críticos de esta enfermedad.

Este tratamiento experimental puede ayudar a los enfermos al transferirles una carga importante de anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 que fueron desarrollados por personas que se han curado.

Pueden donar plasma quienes se han curado del virus, y se debe cumplir la Norma Oficial Mexicana NOM 253 para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos, que tiene como finalidad regular la obtención, procesamiento y uso del plasma a través de un proceso trasparente, altruista y seguro para donadores y receptores, mediante donaciones voluntarias, libres de coacción y no remuneradas.

Es importante resaltar que las mujeres que han estado embarazadas en algún momento de su vida no pueden ser donantes de plasma por COVID-19, porque si han tenido hijos o han sufrido algún aborto pueden generar anticuerpos que podrían ser perjudiciales para los enfermos de coronavirus que recibieran su plasma.

Estos anticuerpos generados durante el embarazo o en una transfusión, podrían provocar una reacción grave a la persona receptora de este componente, por lo que los proyectos de investigación con plasma de enfermos convalecientes de la COVID-19 se centran, en estos momentos, en hombres y mujeres no embarazadas que no han recibido nunca sangre.

La misma situación se puede dar en el caso de personas que en algún momento de su vida han recibido sangre, es decir, que han sido transfundidas.

Esta limitación no existe en las donaciones de plasma convencionales, ya que, en este caso, el plasma no se transfunde directamente a los pacientes, sino que se convierte en medicamentos como la albúmina o las inmunoglobulinas.

Este protocolo se realiza de manera adicional a los cuidados que se brindan en las áreas de hospitalización y Unidades de Cuidados Intensivos en las unidades médicas del IMSS.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *