Invitarán a iniciativa privada para megadesarrollo en Ucú

El gobernador Mauricio Vila confirma que el Instituto está en quiebra y que así fue heredado por la administración anterior, por lo que es necesario empezar el megaproyecto

El mandatario Mauricio Vila Dosal confirmó que el Gobierno del Estado empezó con el proceso de la construcción del Desarrollo Inmobiliario de Ucú para que la zona gane plusvalía y puedan venderse, a fin de que los terrenos del Isstey generen ganancias que ayuden a cubrir las deudas de la institución, heredada en quiebra por la administración anterior.

De acuerdo con el gobernador, la inversión inicial del megaproyecto será cubierta por la administración estatal; sin embargo, el objetivo es poder vender macrolotes a inversionistas privados que ayuden a generar ganancias con esos terrenos, para evitar que en los próximos años la administración actual tenga que aportar cantidades importantes a fin de cubrir las pensiones de los trabajadores del Estado.

También confirmó que el Isstey está en quiebra y que fue heredada así por el gobierno anterior, por lo cual es necesario empezar a realizar el proyecto para que luego inviten a desarrolladores de vivienda que quieran invertir, provocando que la zona gane plusvalía y cumpla con el fin por el que fueron donados estos terrenos en los acuerdos que hizo el exgobernador Rolando Zapata Bello.

Vila Dosal no mencionó de cuanto sería esta primera inversión, pero dijo que ya están listos para empezar el proceso para las licitaciones necesarias que implica la construcción de la infraestructura inicial, por lo cual el pasado lunes, en el Diario Oficial del Estado se publicó la solicitud del Impacto Ambiental a la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Cabe recordar que la construcción del emblemático proyecto “Desarrollo Inmobiliario de Usos Mixtos Ciudad Ucú” pretende urbanizar una extensión territorial de casi 2 mil 700 hectáreas que pertenecen al Isstey, en donde harán vialidades, banquetas, áreas verdes y parques, además de edificios en grandes extensiones de terreno para uso comercial, habitacional, de equipamiento e industrial, también conocidos como macrolotes, los cuales estarían a la venta.

De igual forma, según el acuerdo con el exmandatario Zapata Bello, el Isstey recibiría el 30 por ciento de las utilidades que generará el proyecto hasta que se salde la deuda. Además, supuestamente, cuando finalice el proyecto el instituto obtendría un 20 por ciento de las utilidades para garantizar su funcionamiento y dar certeza del pago de jubilaciones y pensiones a los trabajadores del Estado; sin embargo, el gobernador no dio más detalles sobre si esto continuaría así.

Texto: Diego Cervantes

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *