Isla Aguada, rodeada de historia

El sitio cuenta con playas de arena blanca y aguas color jade en sus costas, donde se puede practicar kayak mientras se observa aves marinas

Dicen que en el mar la vida es más sabrosa, pero en Isla Aguada también el mar representa aventura, historia y naturaleza.  Un lugar cuya magia provino desde y se extiende precisamente hacia el mar y la laguna que bañan sus costas.

El nuevo Pueblo Mágico de Campeche es una comunidad pesquera ubicada en la costa norte de la Laguna de Términos, en el municipio de Carmen.

Es un sitio cuya historia se inicia desde la época de los mayas y que fue siempre un punto comercial y estratégico durante la colonia, razón por la cual fue ocupado por madereros ingleses durante el siglo XVIII que aprovecharon este abrigado refugio para asaltar los barcos mercantes españoles.

Rodeado por las riquezas y bellezas naturales que le otorga la Laguna de Términos, Isla Aguada se ha convertido en el puerto ideal para conocer estas maravillas entre las que destaca la presencia de los delfines nariz de botella, cuya concentración de individuos de su especie, que supera un par de millares, ha convertido a este lugar en su principal santuario en México.

Sus playas de arena blanca y aguas color jade en sus costas e islotes son el lugar ideal para envolverse en la magia que rodea del sitio, además de ser un punto perfecto para la práctica del kayak mientras se observa la gran variedad de aves marinas de la zona.

Todas estas características llevaron a esta comunidad a recibir el pasado 1 de diciembre su nombramiento como Pueblo Mágico,  junto con otras 10  localidades, formando así parte de los 132 Pueblos Mágicos del país y el segundo del Estado de Campeche.

Por su parte, los prestadores de servicio del lugar se han adaptado responsablemente a los nuevos tiempos en que la seguridad sanitaria es muy importante, trabajando bajo todos los lineamientos que las autoridades de salud recomiendan para la protección de sus visitantes y la población local.

Por último, no debe olvidar visitar el faro del Porfiriato, una bella construcción que ha sido restaurada recientemente para albergar un pequeño museo que permitirá comprender de manera integral la magia de este maravilloso lugar.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *