Jonrones o touchdowns

Por César Espadas

Desde niño, generalmente sueñas con practicar algún deporte a nivel profesional.

Imitar a tus grandes ídolos, defender los colores del equipo de tus amores y construir tu propio legado. Son pocos los afortunados que consiguen llegar al profesionalismo, y aún menos, los que lo hacen con la etiqueta de estrellas. Hoy les quiero hablar de un caso excepcional, de Kyler Murray, un hombre con demasiado talento, tanto para el Béisbol como para el Fútbol Americano, que actualmente se encuentra ante la decisión más importante de su vida: elegir jugar a nivel profesional ya sea en la NFL o en MLB.

A nivel béisbol se desempeña como jardinero, destacando por su buen guante y por su brazo poderoso, mientras que en el fútbol americano es un talentoso mariscal de campo. Un atleta en toda la extensión de la palabra. Por lo complejo y desgastante de ambas posiciones, a Murray le sería imposible dividir su tiempo profesional para ambos deportes.

A pesar de tener únicamente 21 años, fue elegido por los Atléticos de Oakland como la novena selección del Draft y firmado con un bono de $4.66 millones de dólares.

Murray anunció su decisión de declararse elegible para el Draft de la NFL y de ser elegido por algún equipo durante la primera ronda se convertiría en el primer atleta en lograr esta hazaña. La decisión final dependerá de cuál es su verdadera pasión, si prefiere la cierta calma de la temporada larga de béisbol y el vacío que le espera en las gradas del estadio de Oakland o preferir la magia y la multitud que envuelve cada juego de la NFL.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *